Detienen a acusado de planear atentado contra el Congreso

El ciudadano, identificado como Christopher Lee Cornell, natural de Cincinnati (Ohio), fue detenido acusado de intento de asesinato contra funcionarios del Gobierno de Estados Unidos.
Miércoles 14 de enero de 2015
El Buró Federal de Investigaciones (FBI) detuvo este miércoles a un hombre acusado de planear un atentado contra el Congreso estadounidense, donde presuntamente esperaba detonar varias bombas inspirado por sus simpatías con el grupo yihadista Estado Islámico (EI), informaron las autoridades.

Según la cadena de televisión ABC, el sospechoso supuestamente planeaba detonar bombas caseras en el Congreso y abrir fuego contra los funcionarios y trabajadores que huyeran después de las explosiones.

La cadena explica que el FBI interceptó por primera vez a Cornell hace varios meses después de que un informante les comunicara que el hombre había expresado su apoyo a la "yihad" de manera violenta en una cuenta de Twitter bajo el alias de "Raheel Mahrus Ubaydah".

Además, Cornell supuestamente publicó declaraciones, videos y otros contenidos expresando su apoyo al EI.

"Creo que deberíamos emprender la yihad bajo nuestras propias órdenes y planear ataques y todo", escribió presuntamente Cornell en un mensaje electrónico enviado al informante el pasado agosto, según el FBI.

"Creo que debemos cumplir y hacer nuestro propio grupo, en alianza con el Estado Islámico aquí y operaciones planeadas por nosotros mismos", agregó.

Asimismo, Cornell aseguraba que dichos ataques ya habían obtenido el beneplácito del clérigo radical Anwar Awlaki "antes de su martirio", en referencia a la muerte de este individuo, considerado el cerebro de varios planes terroristas contra Estados Unidos y que perdió la vida en un ataque aéreo estadounidense en 2011.

Las autoridades estadounidenses consideraban a Awlaki un líder operativo dentro de Al Qaeda en la Península Arábiga, el grupo terrorista con base en Yemen que ha reivindicado la autoría de los atentados terroristas de la semana pasada en París, en los que murieron 17 personas.