Grave denuncia por violencia física y psicológica contra Martín Bossi

Jueves 15 de enero de 2015

Carol Galvis, microfonista de Bossi Big Bang Show, se presentó en televisión para referirse a la grave denuncia penal que realizó en Uruguay contra Martín Bossi.

La mujer advirtió que Bossi la maltrató física y psicológicamente, y menciona empujones y gritos en uno de los shows.

Mientras se emitía la nota, el propio Bossi llegó a la puerta del teatro para hacer su descargo, y salió al aire junto a su acusadora.

“Tuve un episodio en la gira de Uruguay donde él fue violento conmigo, tanto física como mentalmente. Cuando regreso a Buenos Aires fui despedida por el hecho mismo y por haber sentado una denuncia penal”, relató Galvis en Canal 9.

“En una de las salidas que él tenía a escena se rozó con el guitarrista y detonó en él una reacción muy violenta hacia toda la gente que tenía alrededor”, detalló.

“En la siguiente salida tuvo una reacción violenta conmigo, que era la que siempre lo recibía, lo alumbraba, le sacaba el micrófono. Empezó a decir de todo, que éramos unos hijos de puta, que no lo cuidábamos, me empujó y tiró una botella contra una persona que trabaja en la producción. Gritó, puteó, empujó a todos los que estábamos trabajando a su alrededor. A mí me dejó marcas, marcas que se constataron en la denuncia”, agregó la sonidista.

Bossi pasó a dar su versión de los hechos. “En la primera parte del show yo hago quince personajes corriendo a toda velocidad. El relato es gracioso porque estaba vestido de Axl Rose y en el escenario me trago a Slash. Entro puteando al camarín, todo oscuro y puteo al aire, no puteo a nadie en particular. Para volver al escenario me quiero abrir camino y como se me había hecho tarde tiré una botellita de agua contra un telón y seguí camino”, explicó.

“Cuando me abro camino entre la gente corro a Carol, que es una profesional excelente y una mujer con la que nunca habíamos tenido problemas, y sigo mi curso. Cuando terminó la función creo que le pedí disculpas a todos en inglés, en francés y en arameo. Le hablé a Carol y le dije ‘vení’, pero no quiso aceptar las disculpas”, señaló.

Sobre el despido de la mujer, Bossi expresó: “En los trabajos hay gente oportunista que está esperando algo para sacar rédito. No iba a seguir trabajando con una persona que es la encargada de ponerme el micrófono, cuando me hizo una denuncia penal”.

“Soy exigente, pero no soy un maltratador. Tenemos todas las denuncias, está todo constatado, todo comprobado y ahora vamos a ir nosotros por una denuncia penal”, concluyó el artista, que este jueves vuelve con su espectáculo al Teatro Astral.