ALERTA: la Corte falló que en Salta no podrá darse educación religiosa en las escuelas públicas

Sigue conmoción por el crimen de la modelo y actriz

Jueves 15 de enero de 2015
La historia de Carmen Yarira Esparza Noriega, de 27 años, pasó de la portada de Espectáculos a la portada de Policiales en sólo un segundo.

La modelo, psicóloga y actriz fue hallada muerta en un tanque de agua del edificio donde vivía, después de 10 meses de estar desaparecida, en la Ciudad de México.

A pesar que la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) no ha determinado a ningún culpable de Carmen Yarira Esparza Noriega, se sindica como el principal sospechoso a su expareja, quien era un empresario y no se ha dado su nombre.

El sujeto habría asesinado a Esparza Noriega, porque terminó su relación con él. El empresario habría estado pagando el lujoso departamento.

Sin embargo, también se investiga a un abogado que habría sido la amante de la joven. Esta persona habría ofrecido a la modelo mudarse a otro lugar para que rompiera toda relación con el empresario.

MAL SABOR EN EL AGUA

Los vecinos fueron quienes avisaron a las autoridades policíacas por el mal sabor del agua y allí fue cuando se dieron con la sorpresa del cadáver de Esparza Noriega.

La última vez que se vio a la modelo fue el 18 de febrero de 2014 cuando salió del edificio residencial Grand Chapultepec rumbo al gimnasio, pues vestía ropa deportiva, informó Milenio.

Desde ese día, nadie la volvió a ver, a pesar que sus familiares comenzaron a indagar sobre ella y hacer campañas por las redes sociales.

Incluso, se comentó que habría podido ser raptada por miembros de una red de prostitución y trata de personas.

En la denuncia que presentó su familia por la búsqueda de la mujer se menciona que Esparza Noriega era de tez blanca, cabello ondulado castaño y medía 1.53 de estatura.

Tuvieron que pasar 10 meses para que los vecinos del edificio Grand Chapultepec se quejaran y reportaran un problema en la cisterna de agua. El 23 de diciembre de 2014 los empleados que arreglaban el aparato hallaron el cuerpo de Esparza Noriega e informaron a las autoridades.