Ratifican suspensión de la designación de unos 16 fiscales

La Cámara Contencioso Administrativa Federal rechazó la apelación de la de la Procuración General de la Nación, Gils Carbó
Viernes 16 de enero de 2015

La Cámara Contencioso Administrativa Federal rechazó hoy la apelación de la Procuración General de la Nación contra un fallo que suspendió la designación de dieciséis fiscales hecha por Alejandra Gils Carbó.

Los magistrados confirmaron el fallo del juez Enrique Lavié Pico al desestimar la apelación hecha por la Procuración ayer contra uno de los fallos que suspendió los nombramientos, pues ya acumulan cuatro el total de resoluciones en ese sentido.

Se trató de la primera resolución del juez a raíz de una presentación del diputado bonaerense por el massismo Mauricio D Alessandro, a la que luego le sucedieron los fallos haciendo lugar a planteos de la Asociación de Magistrados y Funcionarios; de la agrupación Será Justicia y del gremio judicial que conduce
Julio Piumato.

Pese al rechazo de la apelación con lo cual la Procuración intentaba revertir el fallo de Lavié Pico, el próximo lunes presentará el informe solicitado por el juez para argumentar las 16 designaciones, y ello podría dejar sin efecto la pre cautelar.

Sin embargo, sí seguirán suspendidas las designaciones atento a las otras tres pre cautelares que dictó Lavié Pico, quien fue subrogante durante la feria judicial y a partir de la semana próxima será Esteban Furnasari.

Ayer, la Procuración había apelado el primer fallo de Lavié Pico: "no se presentaban las circunstancias graves y objetivamente impostergables exigidas en la referida norma para el dictado de la medida interina", sostuvo el organismo que conduce Gils Carbó, y que fue centro de las críticas de un sector de la Justicia y la oposición.

El fallo de la Cámara fue firmado por Jorge Morán, Marcelo Duffy y Rogelio Vincenti desestimó la apelación de la Procuración al considerar que fue "mal concedida" la misma por el juez Lavié Pico.

"Constituye un requisito subjetivo esencial de admisibilidad para apelar la necesidad de que la resolución que se impugna cause al apelante un gravamen o perjuicio cierto, concreto y actual", advirtió el Tribunal.