El oficialismo busca que presentación de Nisman sea abierta

Domingo 18 de enero de 2015
El fiscal especial para la causa AMIA, Alberto Nisman, concurrirá mañana al Congreso a explicar la denuncia que presentó contra la presidenta Cristina Kirchner, en una reunión en la Comisión de Legislación Penal que será a puertas cerradas, pero que el oficialismo pide que sea abierta y televisada.

La presidenta de la Comisión de Legislación Penal, Patricia Bullrich, confirmó hoy a NA que la reunión será "reservada" y que ese carácter "no está fuera de los cánones parlamentarios".

"El fiscal me ha pedido que sea así, porque considera que el informe que va a brindar contiene información sensible, que él no quiere que pueda ser editada", aseveró y sostuvo que Nisman "ha dado a conocer por televisión lo que públicamente podía dar a conocer".

"Las condiciones de la reunión las pongo yo, que convoqué al fiscal y coordiné con él la forma. En diciembre hubo una reunión que convocó el presidente de la Cámara (Julián Domínguez) con el ministro (de Economía, Áxel) Kicillof y el equipo económico. El ministro pidió que la reunión fuera reservada y así fue", subrayó Bullrich.

La legisladora de Unión PRO dijo que la denuncia de Nisman "es muy grave" y recordó que la oposición "siempre pensó que el memorándum de entendimiento debía tener algún tipo de negociación atrás porque es imposible pensar en sentarse con las autoridades del país de donde son los acusados si no hay algún tipo de negociación".

"El fiscal viene a poner luz sobre esta negociación. Conozco alguna argumentación pública que él ha dado. Pero nada más", aseveró Bullrich, que eludió dar una opinión sobre el informe de Nisman.

Por su parte, el diputado Guillermo Carmona, del Frente para la Victoria, anunció que su bloque concurrirá a la audiencia con Nisman, pero que esta "será informal".

"Por ahora tenemos sólo un resumen de la denuncia de Nisman, el resto fue una operación mediática de la oposición", dijo el legislador oficialista en diálogo con la radio América y sostuvo que no cree "que sea conveniente que la reunión sea a puertas cerradas".

"La posición del bloque del Frente para la Victoria es que haya total transparencia y que no quede nada oculto. So la reunión noes pública, evaluaremos no asistir", advirtió.

Dijo que "el juez (Rodolfo) Canicoba Corral ha explicado que él no autorizó las escuchas en las que se basa Nisman" para formular la denuncia, que además la Presidenta recae sobre el canciller, Héctor Timerman, y Andrés "Cuervo" Larroque, diputado oficialista y fundador de La Cámpora.

"La firma del memorándum se gestionó a través de canales oficiales de Cancillería", sostuvo Carmona y señaló que "un gobierno que promueve la declaración indagatoria de los acusados es imposible que quiera la impunidad en la causa", en alusión al objetivo del acuerdo con Irán.

Dijo que "la denuncia de Nisman es una construcción de escenarios políticos mediáticos" y que el lunes "va a ser un día importante para ver cómo esta denuncia implota sobre sí misma".

En la oposición, además de Bullrich, la diputada del GEN Margarita Stolbizer afirmó que "es lógico que la reunión de los legisladores con el fiscal sea reservada, sin público y sin que nadie se preste a exposiciones espectaculares para distraer la atención".

En ese sentido, la diputada que forma parte de la Comisión de Legislación Penal afirmó que "quienes quieren hacer una reunión abierta y pública lo que en verdad buscan es hacer callar al fiscal", a quien "acusan de mentiroso, pero en realidad no quieren escuchar, ni que se conozca lo que tiene para decir".

La presidencia de la comisión está en manos de la diputada nacional de Unión PRO Patricia Bullrich, secundada por la kirchnerista Diana Conti como vicepresidenta primera, quien ya advirtió que irán a la reunión "con los tapones de punta" contra el titular de la Unidad Fiscal AMIA.

Durante el encuentro, Nisman será interpelado por los integrantes de la Cámara baja respecto de la denuncia sobre la presidenta Cristina Kirchner y el canciller, Héctor Timerman, a quienes sindicó como artífices de un "plan de impunidad" para desvincular a la República Islámica de Irán del ataque terrorista contra la sede de la mutual judía en 1994.