Homenaje a Nisman en reunión a la que iba a ir en Congreso

"Ha habido un cambio de escenario muy fuerte con la desaparición física del fiscal ha cambiado todo, y estamos de duelo. No cabe el día de hoy otra cosa", dijo Patricia Bullrich.
Lunes 19 de enero de 2015

La oposición en pleno reclamó hoy "protección" para la prueba reunida por el fallecido fiscal especial para la causa AMIA, Alberto Nisman, a la vez que solicitó que se designe un reemplazante "idóneo e independiente" y se esclarezca el contexto de su muerte.

El PRO, el radicalismo, el Frente Amplio Unen (FAU) y el massismo realizaron este lunes conferencias de prensa en las que coincidieron en aludir a la muerte de Nisman como un hecho "de gravedad institucional" y reclamaron su esclarecimiento.

Nisman tenía previsto explicar este lunes su denuncia contra Cristina Kirchner; el canciller Héctor Timerman y el diputado Andrés "Cuervo" Larroque, en la reunión de la comisión de Legislación Penal, que de todas maneras sí se realizó, aunque con la ausencia de los 16 diputados del Frente para la Victoria.

La sesión devino en una breve conferencia de prensa realizada por la presidenta de la comisión, la diputada Patricia Bullrich (Unión PRO), quien leyó un documento en el que los legisladores expresaron su "acompañamiento a la familia del fiscal" y les pidieron a "las autoridades que tomen todas las medidas necesarias y suficientes para preservar el funcionamiento y la seguridad del equipo conducido por el fiscal Nisman".

Exigieron "a todos los organismos competentes que mantengan la custodia e integridad de la prueba reunida por el fiscal Nisman y su equipo" y solicitaron "a la procuradora general de la Nación (Alejandra Gils Carbó) que el fiscal que se designe para la Unidad Fiscal Causa AMIA reúna los requisitos de idoneidad, independencia y ética".

A la vez, reclamaron "una investigación seria y responsable respecto de la muerte del fiscal Nisman".

Al término de la reunión, Bullrich indicó que sobre el fiscal Alberto Gentili, designado provisoriamente por Gils Carbó en reemplazo de Nisman, tiene "buenas referencias", pero que de todas maneras "va a estar sólo hasta el 31 de enero", por lo cual "lo importante es que el fiscal que se nombre sea probo", porque "ahí no puede ir cualquiera".

Bullrich también señaló que Nisman "tenía backups" de las pruebas reunidas para denunciar a la Presidenta, Timerman, Larroque y los dirigentes Luis D Elía (Miles) y Fernando Esteche (Quebracho) por un supuesto plan para fabricar la inocencia de los iraníes acusados por el atentado a la AMIA, perpetrado en 1994 y a causa del cual murieron 85 personas.

"La información debe estar. No tenemos por qué pensar que se perdió", sostuvo Bullrich y reveló que "el miércoles" cuando lo invitó al Congreso Nisman "dijo que había tenido amenazas y que en una parte muy importante de las escuchas había una información de que un agente argentino le había dado a uno de los imputados iraníes detalles escalofriantes de los movimientos de su familia, que eso le había generado una gran angustia".

También cuestionó al secretario de Seguridad, Sergio Berni, por haber señalado que la muerte del fiscal fue consecuencia de un "suicidio" y al respecto sostuvo que el funcionario "no es quien debe opinar", sino "la Justicia".

La opositora también se declaró "totalmente a favor de desclasificar" los archivos de Inteligencia sobre los agentes involucrados en la causa AMIA y las escuchas telefónicas, algo que dispuso este lunes la Presidenta, aunque señaló que esto debe hacerse "siempre y cuando no haya información que pueda favorecer a algunos de los imputados".

Cuestionó al bloque oficialista por no haber asistido a la reunión de la comisión y señaló al respecto que "evidentemente lo que les interesaba, sobre todas las cosas, era no dejar hablar a Nisman".

Por su parte, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, pidió "garantizar el accionar y las pruebas del equipo" de Nisman y subrayó que es "inevitable" la convocatoria a sesiones extraordinarias del Congreso para "terminar" con el Memorándum de Entendimiento con Irán.

Los precandidatos presidenciales del Frente Amplio Unen (FAU) Julio Cobos y Hermes Binner reclamaron la intervención de la Corte en el caso "para garantizar el trabajo de la Justicia".

"Es un hecho gravísimo. Estamos esperando la palabra de la Presidenta", dijo el diputado radical Cobos, en una conferencia de prensa que brindó en el Congreso con Binner y la diputada del GEN Margarta Stolbizer.

Previamente, también en el Congreso, el presidente de la UCR, el senador Ernesto Sanz, reclamó que "la sociedad se movilice para que no haya impunidad" alrededor de la muerte del fiscal y sostuvoque su partido va a "alentar movilizaciones".

El diputado del Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) Néstor Pitrola reclamó "la apertura total de los archivos de inteligencia en relación con este punto" y dijo que está "cada vez más lejos de la verdad sobre la AMIA".

"No desprendemos toda esta guerra interna del nombramiento como jefe del Ejército de (César) Milani, un represor de la dictadura que está al mando de una nueva camarilla que dirige los servicios de Inteligencia", sostuvo el dirigente del Partido Obrero (PO) y dijo que Nisman "es el muerto número 86 de la masacre de la AMIA".

Por la mañana, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, afirmó que "los servicios de inteligencia tienen que estar al servicio de los intereses de una Nación no de un partido" y pidió que "la Justicia actúe en forma independiente, rápida, contundente" para saber "qué pasó con la muerte del fiscal".