"Si hubo presión o extorsión, es necesario investigar hasta las últimas consecuencias"

El Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, insistió en la teoría de un suicidio inducido y remarcó que hay una "decisión expresa y contundente" de la presidenta Cristina Fernández para "garantizar todo el apoyo y respaldo institucional del Estado" a la Justicia para que se llegue "al esclarecimiento" de la muerte del fiscal.
Martes 20 de enero de 2015

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó hoy que es "necesario" investigar "hasta las últimas consecuencias" si el fallecido fiscal federal Alberto Nisman sufrió "extorsiones" o si fue víctima de "presiones" por parte de ex integrantes del Servicio de Inteligencia (SI, ex SIDE).

El funcionario insistió en la teoría de un suicidio inducido y remarcó que hay una "decisión expresa y contundente" de la presidenta Cristina Fernández para "garantizar todo el apoyo y respaldo institucional del Estado" a la Justicia para que se llegue "al esclarecimiento" de la muerte del fiscal.

Además, sostuvo que "las expresiones y las supuestas pruebas" que tenía Nisman para denunciar a la mandataria por supuesto "encubrimiento" en la causa AMIA "eran absolutamente inconsistentes".

En su habitual conferencia de prensa en la Casa Rosada, Capitanich repasó algunos puntos de la extensa carta que publicó ayer la jefa de Estado y señaló que el caso "merece el esclarecimiento de un hecho de esta envergadura, pero sobre la base de la verdad y nada más que la verdad".

"Hemos brindado la tranquilidad toda la comunidad (judía) y al pueblo argentino porque la decisión expresa y contundente de la Presidenta es garantizar todo el respaldo para el esclarecimiento de este hecho", sentenció.

En tanto, volvió a rechazar la denuncia que había realizado Nisman contra la jefa de Estado, el canciller Héctor Timerman y otros dirigentes vinculados al Gobierno por presunto "encubrimiento" tras la firma del memorándum de entendimiento con Irán.

"Este supuesto encubrimiento estaba vinculado al comercio entre los países y a la adquisición de Petróleo: petróleo nunca se adquirió y desde la firma del memorándum la disminución del comercio bilateral ha sido evidente", puntualizó.

En este sentido, apuntó que "lo que se advertía de las expresiones y de las supuestas pruebas que tenía en su poder" el fiscal especial de la causa AMIA y que iba a dar conocer ayer en el Congreso "es que eran absolutamente inconsistentes".

Asimismo, remarcó que si "efectivamente se ha constituido una presión o una extorsión" sobre el fiscal "definitivamente es necesario investigar hasta las últimas consecuencias". El funcionario aseguró que "es absolutamente necesario e imprescindible identificar por qué" se produjo el hecho y determinar "cuál es el móvil que ha determinado el ejercicio de factores de presión por parte de quienes lo han realizado", aunque reconoció que "es una cuestión que involucra la investigación de carácter judicial".

Consultado sobre los grupos de Inteligencia que fueron removidos del Gobierno, Capitanich indicó que "el problema de ex agentes desplazados o que están fuera de la órbita de Inteligencia no incumbe a la administración del Estado".

Al respecto, sostuvo que las acciones de los ex espías constituyen "conductas individuales" y aseguró que "lo que hace el Gobierno y lo que ejerce el Poder Ejecutivo está encuadrado en la ley de Inteligencia".