Madre llamó a prepaga “con la convicción" de que fiscal murió

La empresa presentó hoy ante la fiscal Viviana Fein las cintas de la llamadas generadas a raíz del pedido de asistencia para el paciente en la noche del domingo en el edificio de Azucena Villaflor 450.
Miércoles 21 de enero de 2015
La madre de Alberto Nisman llamó al servicio médico Swiss Medical "con la convicción" de que el fiscal "estaba fallecido", dijo hoy Claudio Belocopitt, presidente de esa empresa de medicina prepaga.

Belocopitt confirmó además que el médico que asistió al lugar vio "la rigidez" del cuerpo de Nisman a través de la puerta del baño, sin poder entrar, y también "el arma".

La empresa presentó hoy ante la fiscal Viviana Fein las cintas de la llamadas generadas a raíz del pedido de asistencia para el paciente en la noche del domingo en el edificio de Azucena Villaflor 450, de Puerto Madero.

El médico de la prepaga, en tanto, ya había declarado ayer ante la funcionaria del Ministerio Público para dar cuenta de su intervención en los hechos.

Belocopitt reportó que recibieron un llamado el domingo a las 22.44 y que la ambulancia llegó al lugar a las 22.58.

"Llamó la madre. Llamó con la convicción de que estaba fallecido -dijo el empresario-. De hecho se siguió un protocolo que se llama 'código azul', en donde el operador se comunica con el 911 para que se presente en el lugar".

Según relato, el médico que llegó al lugar vio que estaba entreabierta la puerta del baño pero "el cuerpo estaba apoyado sobre la puerta" y no se podía entrar.

No obstante, determinó la muerte "porque el cuerpo estaba rígido y enseguida se dio cuenta de que no tenía que tocar nada"; en el lugar "vio el arma", añadió.

"Estuvo algunos minutos. Después tengo entendido que se aproximó alguien de seguridad, le dijo que no había nada más que hacer y se retiró. Abajo se encuentra con la ambulancia del SAME y le refiere el cuadro que había encontrado arriba", añadió.

Cuando le preguntaron por el llamado telefónico de la madre, el empresario señaló que "ese es un punto sensible" y no quiso violar "la intimidad de la familia", pero aclaró que "todo el diálogo está grabado" y a disposición de la fiscal.

También aclaró que cuando se produjo el llamado, "el operador no sabía de quién se trataba" la víctima y recién se enteraron cuando el médico se apersonó en el edificio.