Periodista que tuiteó muerte de Nisman y se fue del país está viviendo en Israel

Tiene ciudadanía israelí, y ha escrito para el períodico Haaretz de ese Estado sobre el caso del fiscal. Desde ese medio confirmaron en su sitio que está en Tel Aviv resguardándose.
Domingo 25 de enero de 2015

El periodista Damián Patcher, el primero en informar sobre la muerte del fiscal federal Alberto Nisman, abandonó el país porque considera que su vida "corre peligro", a la vez que denunció que sus teléfonos "están pinchadísimos".

"Me voy porque mi vida corre peligro. Mis teléfonos están pinchadísimos", contó Patcher en diálogo en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery, al momento de abandonar la Argentina.

En la mañana del domingo el diario israelí Haaretz, para quien Pachter también trabaja, informó que estaba volando rumbo a Tel Aviv ya que posee ciuadanía de ese país.

El periodista explicó: "Desde que empezó todo esto (en alusión a la muerte del fiscal), una fuente cercana, confiable desde hace años y que sabe moverse en el mundo de la inteligencia, me venía tirando indirectas".

"No sé desde cuando es que me empezaron a seguir. No voy a contar nada todavía, pero sí puedo decir que recibí un mensaje del Estado que yo lo entendí como un mensaje hacia mí, luego lo chequeé y efectivamente fue así", agregó Patcher.

Al respecto, el periodista del Buenos Aires Herald contó que "hoy se confirmó todo" y señaló que su fuente le dijo: "Andate ya porque te están buscando".

"Les cagué el tema con ese tuit. Siento que les arruiné algo", consideró acerca de las razones por las cuales sería un presunto blanco.

Y añadió: "Voy a volver al país cuando mis fuentes me digan que las condiciones cambiaron. No creo que sea durante este Gobierno".

Finalmente, acerca de la situación que le toca vivir, Patcher manifestó: "Ni siquiera tuve tiempo de ir a mi casa. Me dijeron que no lo hiciera, así que sólo viajo con esto (en referencia a una mochila como único equipaje). Mi vieja se la banca. Soy hijo único".

"Pero bueno, es el laburo que hacemos y estamos pagando ese precio. Generar estas cosas trae sus consecuencias. Nunca me imaginé que después de ese tuit, en cinco días me tendría que ir del país y con evidencias reales. La sensación que viví hoy, y tengo ahora, es que me iban a liquidar", lamentó el periodista.

Por su parte, Buenos Aires Herald emitió un comunicado en el que señaló que "la empresa sigue con preocupación y atención el caso y se encuentra trabajando para brindarle al periodista todo el respaldo necesario".

A través de su cuenta de Twitter, Patcher había informado a las 00.08 del lunes: "Encontraron al fiscal Alberto Nisman en el baño de su casa de Puerto Madero sobre un charco de sangre. No respiraba. Los médicos están allí".