Una mujer belga le reclama la paternidad al ex-monarca de España

El Tribunal Supremo de España ha aceptado este miércoles examinar la demanda de paternidad presentada contra el exmonarca Juan Carlos I.
Lunes 26 de enero de 2015
La demandante, cuyo caso se procesará, es Ingrid Jeanne Sartiau, una mujer belga, de 48 años de edad, quien reclama ser hija del ex jefe de Estado.

Según Ingrid Sartiau, su madre mantuvo relaciones con Juan Carlos, que era el príncipe de la corona en el momento del idilio, en 1966, año en el que la susodicha nació.

Los magistrados del Tribunal Supremo español, el único que puede juzgar al ex jefe de Estado “entienden que concurren los requisitos legales para admitir a trámite” la demanda presentada por Sartiau, ha informado un portavoz del Tribunal.

Según fuentes judiciales, ahora el Tribunal Supremo tendrá que decidir si somete al exmonarca a las pruebas de ADN y solo si el resultado es positivo Juan Carlos enfrentará un juicio, probablemente a puerta cerrada, y siempre que, previamente, no se llegue a un acuerdo extrajudicial entre las partes.

Estos hechos se producen después de que, en un principio la demanda se enfrentara a las reacciones de los funcionarios reales, quienes señalaron que carecía de “credibilidad”.

Se trata de la primera acción judicial admitida contra Juan Carlos I, de 77 años de edad, y se suma a una serie de escándalos que golpearon recientemente a la monarquía española, encabezados por la acusación de fraude fiscal contra su hija Cristina, de 49 años, en el marco de un gran juicio por presunta corrupción protagonizado por el marido de ésta, Iñaki Urdangarin.

Juan Carlos I abdicó en 2014 en favor de su hijo, el rey Felipe VI, lo cual significó la pérdida de la inviolabilidad que le reconocía la Constitución.