Consejos para cuidar la visión durante todo el año

Martes 27 de enero de 2015
Durante el verano y las vacaciones son muchos los que aprovechan para realizarse todos los chequeos de rutina sobre su salud, incluyendo la visita al oftalmólogo. Aún cuando den bien los resultados, existen “tips” que contribuyen a preservar la salud de la vista durante todo el año.

Según una encuesta titulada “El barómetro del Cuidado de la Visión Global”[i], realizado por Bausch + Lomb en 26 países, casi el 70 por ciento de la población mundial estaría dispuesta a renunciar a diez años de vida o a un miembro de su cuerpo, antes de perder la visión. No obstante, menos de un tercio de esa gente toma los recaudos esenciales para proteger la vista.

Para quienes comparten esta afirmación y quieren comenzar a tomar recaudos, a continuación se ofrecen 10 consejos o “tips” para aplicar en la vida diaria, que contribuyen significativamente en la preservación de la salud visual:

Mantenga la humedad ocular: el pestañeo es el mecanismo que tiene el ojo para generar lágrimas y mantener lubricado el globo ocular. Cuando uno está al aire libre, este mecanismo se genera sólo; pero cuando se permanece mucho tiempo en espacios cerrados (especialmente frente a una pantalla), el mismo se minimiza. Por ello se recomienda pestañar con frecuencia, aún cuando no se sienta necesidad. También es de mucha ayuda la aplicación de lágrimas artificiales con un gotero.

Minimice (en la medida de lo posible) el tiempo de exposición a pantallas: Hay personas que, por razones laborales, deben estar expuestos durante gran cantidad de horas a la pantalla de una computadora. En esos casos, se sugiere intentar reducir la exposición a las mismas en sus horas de ocio (TV, computadora, videojuegos, etcétera) y tomar los recaudos necesarios para mantener la humedad ocular.

Utilice papel color mate, que es menos dañino para la vista: El papel blanco refleja el brillo de cualquier tipo de iluminación contra la superficie del ojo. Por ello se recomienda el color mate, que absorbe el mismo y lo atenúa.

Asegúrese contar con buena iluminación: Desarrollar actividades con iluminación deficiente fomenta a que la visión se fuerce, cansándose con mayor facilidad; y como consecuencia de ello favoreciendo el desarrollo de diferentes afecciones visuales. Se recomienda ubicar las lámparas estratégicamente para que iluminen los objetos en los cuáles enfocamos la vista y no frente a los ojos. Así también se recomienda utilizar lámparas blancas o de colores cálidos y evitar el uso de focos transparentes.

Descanse la vista con frecuencia: Si desarrolla actividades que requieran focalizar la mirada durante períodos muy largos, se recomienda hacer una pausa cada 2 horas, cerrar los ojos durante 60 segundos y luego continuar.

Utilice anteojos de sol todo el año: Si bien el uso de anteojos de sol es más necesario en verano, cuando el sol está más cerca de nuestro hemisferio, los rayos UV y HEV están presentes todo el año y pueden dañar los ojos. Por ello, independientemente de la moda, es preciso utilizar lentes de sol durante todo el año; especialmente entre las 10 y las 16 horas. Es importante que los lentes sean de calidad para proteger la vista de la radiación solar y cubran toda la superficie del ojo. También es importante utilizarlos cuando se desarrollen actividades sobre superficies que reflejan la luz solar, como la nieve y la arena.

Proteja los párpados del sol: Es importante utilizar pantallas y/o bloqueadores solares en los párpados, para ayudar a proteger el globo ocular. Es una costumbre que muy poca gente suele tener. Tanto en verano como durante el resto del año para quienes permanecen grandes períodos de tiempo expuestos al sol.

No comparta elementos que estén en contacto con los ojos: Desde anteojos, cosméticos, arqueadores de pestañas, goteros; hasta toallas y sábanas, de ser posible. Existen varias patologías como la conjuntivitis que son de fácil contagio y el uso compartido de los elementos mencionados aumenta la viralización de las mismas.

Evite refregarse los ojos: Esta acción puede generar lesiones al globo ocular. Además, si se hace con una higiene de manos insuficiente, puede favorecer el contagio de enfermedades visuales.
Consulte a su oftalmólogo al menos una vez al año: Así como suelen realizarse chequeos médicos u odontológicos de rutina (en muchos casos exigidos para la actividad laboral, deportiva o el colegio) se recomienda consultar todos los años a su oftalmólogo. De esa manera, de surgir algún problema o patología visual, se puede identificar y tratar desde temprano, evitando así agravar sus eventuales consecuencias.

Siguiendo estos sencillos consejos (los cuáles se convierten rápidamente en hábitos y pueden efectuarse sin esfuerzo) podemos contribuir a la preservación de nuestra salud visual durante todo el año, identificar a tiempo cualquier problema de los ojos y hacer más leves los síntomas de los mismos, en el caso que los haya.

* Por los doctores Hugo Daniel Nano (M.N. 60.283), Pilar María Nano (M.N. 122.454) y Hugo Diego Nano (M.N. 125.719) - Del Instituto de Ojos Dr. Hugo Daniel Nano