¡Apaguen el horno!: calor y térmicas de más de 41 grados

En la ciudad de Buenos Aires, donde rige el nivel amarillo de alerta por la incidencia del calor en la salud, la temperatura fue de 35.2 a las 14 y la sensación térmica alcanzó 40.8.
Martes 27 de enero de 2015
La ola de calor que afecta varias zonas del país marcó térmicas superiores a 41 grados en algunas ciudades, como en las santafesinas Rosario y Reconquista, mientras en la ciudad de Buenos Aires, donde rige el nivel amarillo de alerta por riesgo en la salud, pasó los 40.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) reportó que a las 14 Rosario registró una temperatura de 34.7 y una sensación térmica de 41.6, mientras que en Reconquista fue de 35.2 y 41, y Sunchales, en la misma provincia, tuvo a esa hora la temperatura más alta del país: 35.6, con térmica de 40.7.

Otras ciudades afectadas por la ola de calor fueron Gualeguaychú, con temperatura de 35 y térmica de 40.2, y Monte Caseros, Corrientes, con 34.8 y 39.3, según informes del SMN.

En la ciudad de Buenos Aires, donde rige el nivel amarillo de alerta por la incidencia del calor en la salud, la temperatura fue de 35.2 a las 14 y la sensación térmica alcanzó 40.8, con prónostico de lluvias y tormentas para la noche.

La provincia de Buenos Aires también estuvo afectada por las temperaturas altas, en especial ciudades del conurbano como Morón, donde el termómetro marcó 33.6 y la térmica fue de 40.9, según el mismo informe del SMN.

Las temperaturas provocaron cortes de luz en diferentes barrios del área metropolitana como Mataderos, Caballito, Villa Devoto, Flores y Floresta en Capital Federal, y La Lucila, San Fernando, Pilar, Tigre, y Olivos en provincia de Buenos Aires, según reportaron vecinos en redes sociales de Internet. La temperatura bajará a partir de mañana en la ciudad de Buenos Aires, según anunció el SMN, que prevé para el miércoles una mínima de 20 y máxima de 27, mientras que el jueves será de 17 y 26 y el viernes de 17 y 27.

El alerta amarillo implica que las altas temperaturas pueden ser peligrosas, en especial para bebés y niños pequeños, mayores de 65 años o con enfermedades crónicas, por lo que se deben tomar medidas de prevención.

El ministerio de Salud porteño advirtió que las temperaturas altas pueden provocar golpes de calor, que afecta a personas de cualquier edad, aunque los grupos de mayor riesgo son los niños y mayores de 65 años.

En ese sentido, mencionó como síntomas del golpe de calor el dolor de cabeza, vértigo, náuseas, confusión, convulsiones y pérdida de conciencia, piel enrojecida, caliente y seca, respiración y pulso débil, y elevada temperatura corporal.

Antes esos síntomas, sugirió trasladar a las personas afectadas a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo, y mantener la cabeza alta.

Asimismo, recomendó refrescar mojando la ropa, aplicar hielo en la cabeza, beber agua fresca o un poco salada y solicitar ayuda médica.

Para evitar los efectos del calor intenso, en tanto, pidió aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed, no exponerse al sol entre las 11 y las 17, evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas y comidas abundantes, e ingerir verduras y frutas.

Reducir la actividad física, usar ropa ligera, holgada y de colores claros, y permanecer en espacios ventilados o acondicionados, son otros de los consejos del ministerio ante la ola de calor.