Dos niños guaraníes internados por una desnutrición severa

Dos niños de una aldea aborigen de Misiones fueron internados en el hospital Provincial de Pediatría afectados por un cuadro de diarrea y desnutrición severa, confirmaron funcionarios del ministerio de Salud Pública provincial.
Martes 27 de enero de 2015
La internación por desnutrición se produjo tras la conmoción que generó la muerte de otro niño en el Chaco el 6 de enero y el reciente deceso de un varón de corta edad en Salta, en todos los casos integrantes de comunidades aborígenes.

Funcionarios misioneros señalaron que los niños guaraníes de la localidad de Puerto Leoni, a más de 100 kilómetros al norte de Posadas, fueron detectados con síntomas de deshidratación, diarreas y desnutrición por promotores de salud que recorren los asentamientos.

A raíz del cuadro "severo" de desnutrición que presentaban los pacientes fueron derivados al hospital Provincial de Pediatría, en Posadas, confirmó el subsecretario de Atención Primaria de la Salud, Martín Cesino.

El funcionario explicó que en situaciones sanitarias con los aborígenes "la primera consulta es con el opyguá (guía espiritual) que los trata con remedios tradicionales, lo cual puede acarrear un agravamiento del cuadro y de la patología".

En los casos de Puerto Leoni, los niños recibieron asistencia en el hospital público de la zona, tras lo cual se dispuso su traslado a Posadas debido a la gravedad de su estado, ocasionado por la demora en el requerimiento de asistencia profesional.

El médico anticipó que a modo de prevención "se intensificaran las charlas con los integrantes de todas las comunidades aborígenes para que todo chico que presente algún síntoma de alarma, con fiebre, diarrea o cólicos sea atendido y trasladado de urgencia al hospital más cercano".

Añadió que frente a circunstancias como esta "es necesario que no se demore la atención, porque de lo contrario llegan con cuadros graves de desnutrición o deshidratación, o patologias respiratorias graves o intestinales, de chicos que han sido atendidos dos o tres días por el opyguá y después recién los atiende un médico".

En el Chaco, el niño Néstor Femenía murió el 6 de enero tras haber pasado por dos hospitales públicos de la provincia en grave estado por su desnutrición.

El gobernador de licencia del Chaco y jefe de Gabinete nacional, Jorge Capitanich, señaló al día siguiente del deceso que se trataba de "un caso aislado" que "produce consternación".

En Salta, el diario El Tribuno denunció que un niño de un año que integraba la comunidad wichi de Morillo falleció el martes 20 de enero en un hospital de Orán tras padecer un cuadro de "desnutrición severa".