Pasaron a disponibilidad a un tercer custodio del fiscal Nisman

Las autoridades máximas de la Policía Federal separaron de su cargo al suboficial Rubén Benítez, el único agente que entró al departamento del fiscal Alberto Nisman el fin de semana.
Miércoles 28 de enero de 2015

El suboficial de la Policía Federal Rubén Fabián Benítez, encargado de los custodios que estaban a cargo del fiscal Alberto Nisman el día en que apareció muerto, fue pasado hoy a disponibilidad hasta que se acalare su accionar, informaron fuentes policiales.

La decisión de apartar a Benítez se sumó a los dos pases a disponibilidad dispuestos ayer para el suboficial Armando Niz y el sargento Luis Ismael Miño, quienes quedaron "provisoriamente afuera de la fuerza" hasta que se esclarezca si cumplieron con su deber en las horas previas a la muerte del fiscal.

Benítez, que presta servicios en la División Seguridad y Custodia del Ministerio Público Fiscal y de la Defensa de la Nación, declaró ante la fiscal Viviana Fein que fue el único custodio que entró al departamento de Nisman el sábado 17 de enero, un día antes de que apareciera muerto.

Según consignó el último fin de semana el sitio Relaciones Internacionales.com, en ese encuentro Nisman le habría pedido a Benítez un arma para su seguridad personal, aparentemente antes de la solicitud que en ese mismo sentido le hiciera a Diego Lagormarsino, el licenciado en Informática imputado por haberle prestado el revólver Bersa calibre 22 que terminó con su vida.

De acuerdo a la declaración de Benítez, Nisman dijo necesitar un arma para "tenerla en el auto" y prevenir un eventual ataque, por lo que el encargado de los custodios se habría comprometido para el "lunes" a hacer las averiguaciones correspondientes respecto del trámite para adquirir el revólver.

Benítez declaró que en la noche del sábado 17, otro de los custodios a su cargo subió hasta el piso 13 del complejo Le Parc, en Puerto Madero, para retirar un sobre que Nisman hizo enviar a un periodista del portal Infobae.com, para lo cual compartió el ascensor de servicio con Lagomarsino, quien en ese momento le habría llevado al fiscal el arma solicitada.

Benítez fue quien el domingo 18 recibió las advertencias de los custodios respecto de la falta de respuestas de Nisman desde las 11 hasta las 22,30, cuando finalmente lograron entrar a su departamento.