Carlés, discípulo de Zaffaroni y preferido del Papa Francisco

Miércoles 28 de enero de 2015
Calificado en sectores oficialistas como el jurista argentino "preferido" por el Papa Francisco, el penalista Roberto Manuel Carlés es considerado discípulo del exjuez Raúl Zaffaroni, tiene sólo 33 años y fue reconocido en los últimos años por coordinar la comisión de reforma del Código Penal.

En su cuenta de Twitter exhibe una foto con el Sumo Pontífice en Roma donde entre ambos sostienen una camiseta del "Deportivo Social de Fútbol Ezeiza", pero en realidad los dos comparten la pasión por el club de sus amores, San Lorenzo.

Lo concreto es que esa fotografía fue tomada en marzo pasado, cuando tuvo la distinción de ser recibido en audiencia privada por Francisco, luego de que el Santo Padre lo escuchara junto con los 30 principales penalistas y criminólogos del mundo, reunidos en cinco organizaciones internacionales que le leyeron un documento.

Abogado de la UBA, doctor en Derecho, le tocó coordinar la Reforma del Código Penal en una comisión que integraron Federico Pinedo (PRO), Ricardo Gil Lavedra (UCR), María Elena Barbagelata (ex diputada socialista) y Zaffaroni, de quien se considera discípulo y hombre de confianza.

Carlés es presidente del Comité de Jóvenes Penalistas de la Asociación Internacional de Derecho Penal y fue secretario adjunto de ALPEC, Asociación Latinoamericana de Derecho Penal.

Estuvo relacionado con el área de Criminología de la Universidad Maimónides y la Università degli Studi di Ferrara, Facolta di Giurisprudenza.

Ya el año pasado se mencionaba su nombre para suceder en la Corte a Zaffaroni, el otro jurista que recibió el Papa ese día en el Vaticano, y en caso de hacerlo se convertirá en el ministro más joven de la historia del máximo tribunal (conviviría incluso con Carlos Fayt, que ya tiene 96 años).

Carlés no es partidario de dividir al tribunal en salas: considera que es la "Corte de la Constitución y por lo tanto debe dictar sentencia a pleno sobre todas las causas que llegan a su conocimiento".

Apenas horas antes de que fuera propuesto por la presidenta Cristina Kirchner para ocupar el cargo, el abogado penalista difundió en Twitter una entrevista con Telesur, en la que celebraba el proyecto de reforma del sistema de inteligencia y lo calificaba como "una de las deudas de la democracia".