Aníbal Fernández calificó como "un gran invento" las palabras de Lagomarsino

El secretario general de la Presidencia agregó que en sus dichos "no hay consistencias". "Cuando uno escucha y presta atención, la inconsistencia se va motorizando segundo a segundo", afirmó.
Jueves 29 de enero de 2015

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, calificó como "un gran invento" la declaración que ofreció ayer a la prensa Diego Lagomarsino, el asistente del fiscal Alberto Nisman, y agregó que, en sus dichos, "no hay consistencias".

"Cuando uno escucha y presta atención, la inconsistencia se va motorizando segundo a segundo. Está armada de forma tal que lo que se diga lo dejará de la mejor forma parado a este señor", indicó el funcionario.

Al ser consultado durante su ya habitual conferencia de prensa matutina a las puertas de la Casa Rosada sobre qué opinaba de las manifestaciones de Lagomarsino, Fernández fue terminante: "Un gran invento".

Cuando se le preguntó "en qué punto de su declaración no cree", contestó: "98 por ciento, una cosa así".

"El arma que le pide en algún momento era para su defensa, terminó siendo un arma vieja, en desuso, que tenía que ponerla no sé en qué lugar y no sé qué función cumple una cosa de esas características", replicó.

Por otra parte, Fernández repudió los "gestos desagradables de un grupo que no creo que tenga nada que ver con el fiscal Nisman ni con su familia, agraviando y agrediendo a cuanta persona andaba por ahí. No creo que sea saludable, por el respeto que él se merece y que merece su familia".

Asimismo, dijo que, si es citado a declarar, "si la jueza así lo entiende necesario, oportuno y conveniente, así lo haré".