"Las hipótesis contra mi cliente son ridículas"

Maximiliano Rusconi habló con Chiche Gelblung en “Argentina Despierta” y remarcó la inocencia de su defendido en el caso del que habla el país. Además, afirmó que “nunca trabajó en Inteligencia”.
Jueves 29 de enero de 2015
Maximiliano Rusconi habló con Chiche Gelblung en “Argentina Despierta” y remarcó la inocencia de su defendido en el caso del que habla el país. Además, remarcó que “nunca trabajó en Inteligencia”.

Ante la consulta de quién había ideado presentarse a una conferencia de prensa, el letrado afirmó: “Fue una idea mía. A mi me parecía que era importante, luego de que estuvimos varias horas reunidos y que llegaba el dato inusual que la Presidenta en cadena nacional colocara a Lagomarsino en una situación increíble de responsabilidad penal en un hecho tan grave, me pareció importante que la gente conociera quién es Lagomarsino y que el tuviera la oportunidad de explicar minuto a minuto, con sumo detalle, el día sábado, que fue cuando tiene los dos ingresos al departamento del fiscal Nisman”.

“Lo que sucede es que antes de la conferencia de prensa, me presenté ante la fiscal Fein y le adelanto a la fiscal que iba a hacer esa conferencia porque era nocivo para la vida de Lagomarsino no declararle a la gente lo que estaba sucediendo. La fiscal, con sumo respeto, no cuestionó e intentó decirme que espere ya que no hay ningún elemento que lo involucre en un hecho doloso más grave que haberle dado el arma, algo que confiesa en la testimonial. Ante eso, se me dio por hacer una cosa intermedia: no cancelar la conferencia porque me parecía una falta de respeto a los periodistas, darle la oportunidad que aclare a mi defendido y yo asumir las preguntas, entre otras cosas, porque se acercaba mucho al horario que yo quería respetar de la ceremonia religiosa vinculada a los restos del fiscal Nisman”, aclaró Rusconi.

“De modo fantasmal o con información que no se está trasladando a la causa, un conjunto de funcionarios, comenzando por la primera Magistratura del país, habían intentado de modo indirecto involucrar a mi cliente con la muerte de Nisman de la mano de dos hipótesis: la primera es que Lagomarsino, teniendo enorme experiencia en Inteligencia y siendo subordinado de Nisman, logra inducirlo al suicidio pero le dice 'suicidate con el arma mía'. Esta es una hipótesis, la instigación al suicidio con el arma del que instiga al suicidio, algo que suena a un disparate. La segunda es aún más disparatada que es que no solo mi cliente es un enorme experimentado en planes de Inteligencia sino que además es un ejecutor implacable. Hizo todo bien porque no hay pruebas ni nada salvo que dejó el arma a nombre de él en el lugar del hecho. ¿Esto puede ser sostenible con seriedad?, analizó el abogado.

Ante la consulta de Chiche acerca de si Nisman le había confesado a su defendido que Stiusso lo había llamado advirtiéndole que se cuidara de su propia custodia, Rusconi afirmó: “No, mi cliente a mi me dice que ese diálogo no existió. Lo único que existió es un comentario cuando mi cliente intenta disuadirlo de que tenga que darle el arma, Nisman pretende justificarse diciendo 'yo no confío ni siquiera en mi custodia'. Eso mi cliente lo certifica, lo otro no”, finalizó.