Abogado de Lagomarsino le dijo que no vaya al velorio

Maximiliano Rusconi aseguró que su defendido, el que le entregó la pistola de la que salió el disparo mortal, "se siente muy mal por haber accedido a darle el arma".
Jueves 29 de enero de 2015
Diego Lagomarsino, el único imputado en la investigación por la muerte de Alberto Nisman, intentó asistir al velatorio del fiscal, pero su abogado, Maximiliano Rusconi, le recomendó no hacerlo.

Así lo señaló el letrado en declaraciones radiales y consideró que su presencia en el velatorio "podía haber sido una nota discordante".

Rusconi aseguró que Lagomarsino, quien habría sido la última persona en ver con vida al fiscal y el que le entregó la pistola de la que salió el disparo mortal, "se siente muy mal por haber accedido a darle el arma".

"Para que quede claro qué tan persona normal es, él quería ir al velatorio de Nisman y le expliqué que más allá de la relación con la jueza (Sandra) Arroyo Salgado y que conocía a las hijas del fiscal, ese era un momento familiar", señaló Rusconi.

En tanto, el abogado rechazó las críticas del Gobierno a su cliente, luego de que el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, afirmara que sus dichos eran "un gran invento".

"Cada funcionario que aparezca con una hipótesis debería presentarse en el expediente y no es una chicana, es un acto de responsabilidad", enfatizó el letrado.

A su entender, con sus mensajes en las redes sociales y por cadena nacional, la presidenta Cristina Kirchner se ha inmiscuido en la causa de "un modo inigualable".

"En mi vida vi un comportamiento de esta naturaleza, dando hipótesis, hipótesis que cambian", subrayó.

Y agregó: "La Presidenta no es cualquier ciudadano, en boca de ella esto genera cierto deber de alineamiento de funcionarios con esa hipótesis y de alguna manera ejercen presiones sobre organismos judiciales; la verdad no ayuda a la labor de la fiscal y de la jueza y eso hace mucho daño".