Millonario pago por los autos "bañados" con alquitrán

Una indemnización global superior al millón de pesos deberán afrontar las empresas responsables de la obra en la Avenida General Paz en la que un camión cisterna que trabajaba en el lugar "bañó" accidentalmente con alquitrán a 33 automóviles, estimó el abogado de dos de las 51 personas afectadas.
Sábado 31 de enero de 2015
La gerenciadora de la obra adelantó que tomará los reclamos de los damnificados en forma directa o a través de sus seguros.

Si bien el derrame en el barrio porteño de Versalles se produjo desde un camión de la empresa Vial Ecc, la responsabilidad de los accidentes en este tipo de casos recae sobre el concesionario de la obra, que en este caso es la empresa Autopistas del Sol (Ausol), quien debe subsanar a los damnificados.

Así lo afirmó el jefe de Seguridad Vial de la Asociación de Periodistas de Tránsito y Transporte de la República Argentina (Aptta), Axel Dell Olio, quien aclaró que desde un punto de vista civil es el concesionario de la obra es el responsable de los daños económicos, materiales y las consecuencias que devienen de esos hechos.

El abogado Javier Miglino, representante legal de dos de los más de 50 afectados por la caída de alquitrán que tuvo lugar en la avenida General Paz en el cruce con la autopista del Oeste, en la mano que va al Río de la Plata, confirmó al Diario Popular que la indemnización global que deberán pagar las empresas responsables supera el millón de pesos.

"El camión denunciado participaba de los trabajos de mantenimiento y ensanchamiento en la Avenida General Paz. Es decir la empresa que realiza los trabajos de ensanchamiento de la General Paz es solidariamente responsable con el titular de la autopista", dijo Miglino,

En este marco, el letrado consignó que "en total 33 autos fueron afectados, 6 de ellos modelo 2015, lo que da idea de los daños, toda la vez que si el alquitrán es removido con solventes también afectará la pintura original, con lo que provisoriamente cada auto presenta en promedio, un daño de 30 mil pesos".

Por otro lado hubo al menos 30 personas bañadas en alquitrán y en particular tres debieron ser trasladadas al Hospital Lagleyze y otras cinco al Santa Lucía.

"Según los primeros testimonios arrimados a la causa, el conductor del camión venía circulando a contramano, con lo que 'prima facie' queda acreditado que no se trató de un accidente, sino del resultado de una temeraria imprudencia que pudo haber costado vidas", concluyó el abogado.