'La custodia actuó con dolo y negligencia de modo incorrecto'

Cuando empiezan a dudar sobre el bienestar del fiscal, se comunican con su secretaria, en vez de reportar a su cadena de mando", dijo el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni.
Lunes 2 de febrero de 2015
El secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, consideró hoy que los integrantes de la custodia del fallecido fiscal Alberto Nisman actuaron "con negligencia" aunque destacó que será la fiscal Viviana Fein la encargada de determinar las responsabilidades.

"Hay protocolos, la custodia debía regirse por los protocolos, pero también es verdad que es el fiscal Nisman el que convocó a los jefes para indicarles que la custodia iba a responder a él porque no quería que nadie se enterara de sus movimientos", manifestó Berni en declaraciones radiales, luego de varios días de silencio.

Según sostuvo el funcionario "esa es la parte reprochable de su custodia, porque cuando empiezan a dudar sobre el bienestar del fiscal, se comunican con su secretaria, en vez de reportar a su cadena de mando".

"Por eso eran las doce de la noche y todavía no había una confirmación cierta de lo que estaba sucediendo", cuestionó Berni, quien la semana pasada estuvo en el centro de la polémica por su actuación en la noche de la muerte del fiscal de la causa AMIA, ya que fue uno de los primeros en llegar a su departamento, incluso antes que el juez y la fiscal.

Berni expresó además que fue el propio Nisman quien se presentó ante las autoridades para solicitar que los integrantes de la custodia dependieran solamente de él porque intentaba evitar que otras personas conocieran con anticipación sus movimientos.

"Él(Nisman) debía determinar de qué manera se moverían los custodios", indicó, luego de que la semana pasada fueran separados de su cargo tres de los efectivos policiales que integraban la custodia del funcionario judicial.

Sin embargo el secretario de Seguridad estimó que de acuerdo a su propia experiencia los custodios "no cumplieron los protocolos, la custodia actuó de manera incorrecta, con negligencia y dolo".

"De todos modos será la fiscal (Viviana Fein) la que determine cómo ha actuado la custodia, somos prudentes y nos atenemos a los tiempos de la fiscal", agregó.

Por otra parte, el secretario de Seguridad rechazó las críticas de la oposición, que incluso lo había citado al Congreso para que diera explicaciones, y defendió su actuación aquel domingo 18 de enero: "Mi obligación es estar en todos los lugares, por eso estuve y volvería a estar", afirmó.

"Eso me ha permitido hacer un cuadro de situación que de otra manera no hubiese podido realizar. En ese lugar había cinco personas y ninguna ha cuestionado mi accionar. Ni la fiscal (Viviana Fein), ni los jueces (Manuel) De Campos y (Fabiana) Palmaghini ni los familiares cuestionaron mi proceder", insistió.

Respecto a su faltazo a la Cámara de Diputados, Berni explicó que se debió "a una cuestión de forma y otra de fondo", ya que "en primer lugar, no hubo una invitación formal", aunque "la razón más importante es que el espíritu de la citación era que aportara cualquier dato de interés para poder esclarecer la muerte de Nisman y el ámbito donde se aporta la información es el ámbito judicial, no la Comisión Penal, que no tiene atribuciones para tal sentido".

Finalmente el funcionario apuntó contra la figura de Diego Lagomarsino, el excolaborador de Nisman que le prestó el arma: "Su situación es comprometida. La declaración que hizo está sujeta a un guión que le armó su abogado (Maximiliano Rusconi), a los efectos de poder influir en la causa judicial. Hay algunas cosas que no cierran", subrayó.