VIVO - SESIÓN: H. Cámara de Diputados de la Nación

“Si me siento fuerte y le puedo servir al país, voy a seguir”

Lunes 2 de febrero de 2015
El juez de la Corte Suprema de Justicia Carlos Fayt afirmó hoy que continuará integrando el máximo tribunal a pesar de las críticas del Gobierno por su avanzada edad y, al respecto, señaló que se siente "fuerte" para "seguir sirviendo al país".

"Sí, en la medida que me sienta fuerte y le pueda servir al país, lo voy a seguir sirviendo", dijo Fayt luego de que el secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, cuestionara su "idoneidad" y propusiera realizarle una pericia psiquiátrica.

"Soy sencillamente un servidor de la República, que tiene responsabilidades y tiene que cumplirlas. Es importante cumplirlas con lealtad, patriotismo, desinterés y un profundo deseo de que las cosas marchen mejor, que el pueblo sea feliz, que los seres humanos vivan honradamente, como deben vivir", expresó el ministro del alto tribunal en declaraciones a radio La Red.

Fayt cumplió el domingo 97 años y el Gobierno lo cuestiona por no atenerse a la Constitución Nacional, que determina que a los 75 años los vocales del máximo tribunal deben jubilarse: el juez permanece en la Corte porque fue designado en 1983, antes de la reforma de 1994 en la que se introdujo esta limitación etaria, y el propio tribunal le permitió continuar en el cargo mediante una acordada.

Por otra parte, Fayt dijo que no tiene una opinión sobre lamuerte del fiscal Alberto Nisman y reclamó "que los periodistas sean auténticamente periodistas, que sirvan al país", porque "su rol, su papel, su función es muy elevada".

"La función del periodismo es advertir de lo bueno y lo malo. Y felicitar al pueblo por lo bueno y criticarlo por lo malo, para que lo corrija. Es una guía. El periodismo es una joya cuando cumple con su función", apuntó.

También eludió referirse a la propuesta del Gobierno para que el abogado Roberto Carlés, de 33 años, cubra la vacante de vocal de la Corte que dejó Raúl Zaffaroni y al respecto indicó: "No deseo hacer críticas ni valoración".

Fayt sostuvo, finalmente, que "el país merece que se le tenga confianza" y "el pueblo merece que se le respete" y afirmó que la sociedad pide "Justicia con altura, con dignidad y con respeto a los derechos humanos".

En medio de la polémica por la integración del máximo tribunal, Carlés subrayó por su parte que la edad "no es un dato relevante" para integrar la Corte Suprema y se mostró proclive a una modificación de la Constitución para que el cargo no sea vitalicio, estableciéndose un período limitado que estimó entre nueve y doce años.

"No creo que la edad sea de por si un valor o un disvalor. Hay que valorar la capacidad, la formación técnica, la calidad moral y el compromiso con los derechos humanos. La edad no es un dato relevante", manifestó Carlés en una entrevista a un matutino porteño.

Carlés estimó además necesario que la designación del reemplazante de Zaffaroni se realice lo antes posible y no bajo el régimen del futuro Gobierno -como reclama la oposición- para no interferir en la operatividad de la Corte Suprema por dificultades surgidas con una conformación de solo cuatro
integrantes.

"Evidentemente hay muchos fallos que se resuelven citando a precedentes que tenían una mayoría o una relación de fuerzas que ya no existe. No está esa cantidad de votos. Tendría que cambiar el voto algún ministro o postergar la resolución", explicó.