Carrascosa puso el millón de pesos y saldrá de la cárcel

Miércoles 4 de febrero de 2015
Carlos Carrascosa, condenado a prisión perpetua por el crimen de su esposa, María Marta García Belsunce, pagó hoy la fianza de un millón de pesos que le impuso la Justicia para obtener la prisión domiciliaria.

La elevada suma de dinero fue reunida por un grupo de amigos y de familiares del viudo, y depositada este miércoles en el Banco Provincia, por lo que ahora se espera que la transferencia realizada sea notificada al Tribunal Oral en lo Criminal N° 6 de San Isidro, que fue quien le otorgó el beneficio a Carrascosa.

El viudo debería ser trasladado por el Servicio Penitenciario bonaerense hasta su nuevo lugar de detención, la casa de su amigo Héctor Liñeiro, que vive en el country Centro Urbano Barrancas de Escobar (CUBE), en las próximas horas.

El abogado de Carrascosa, Fernando Díaz Cantón, dijo que el dinero se pudo juntar gracias a los amigos y familiares de su cliente.

Además, el letrado explicó que si bien la medida es un beneficio que fue solicitado por ellos el año pasado, no es lo último que se quiere obtener.

"El planteo de prisión domiciliaria lo hicimos, pero nosotros apuntamos a que la sentencia condenatoria que ha ordenado revisar la Corte bonaerense termine con una anulación de la condena", explicó Díaz Cantón.

También el abogado dijo que otro de los objetivos que tienen es tratar de individualizar a los verdaderos autores del hecho antes de la prescripción de la causa.

"Hay personas que están en la causa que tienen más sospechas que Carrascosa y no fueron investigadas. Nosotros no hemos aportado los datos al expediente, pero sí lo hicieron los abogados querellantes que desde hace mucho tiempo vienen diciendo que se investigue a esas personas", indicó Díaz Cantón.

Con el beneficio de la prisión domiciliaria, Carrascosa va a poder trabajar en la casa de su amigo.

Este martes el TOC N° 6 de San Isidro le otorgó el beneficio de la prisión domiciliaria con monitoreo, para que siga cumpliendo la condena, aunque aún falta determinar si será con tobillera o pulsera electrónica.

En diciembre pasado la defensa del viudo había solicitado la excarcelación argumentando problemas de salud, especialmente afecciones cardíacas; pero la Justicia no le hizo lugar a ese reclamo.

Carrascosa cumplió 70 años el pasado 13 de diciembre y la ley prevé que el beneficio de la prisión domiciliaria se le otorgue a las personas a partir de esa edad.