El 18 de febrero comenzará el juicio oral contra Mangeri

El Tribunal Oral Criminal N° 9 de la Capital dará inicio ese día a las 9 al juicio oral que será transmitido en vivo y en directo en los principales tramos del debate.
Miércoles 4 de febrero de 2015
El portero Jorge Mangeri comenzará el próximo 18 de febrero a ser juzgado por el crimen de Angeles Rawson, bajo los cargos de "abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa agravado y femicidio agravado".

Según se informó hoy, el Tribunal Oral Criminal N° 9 de la Capital dará inicio ese día a las 9 al juicio oral que será transmitido en vivo y en directo en los principales tramos del debate.

El Centro de Información Judicial (CIJ) informó que se transmitirá "el inicio del juicio y los tramos del debate cuya difusión sea autorizada por el tribunal", en el marco de las audiencias que se llevarán adelante en la sala del tribunal ubicada en la oficina 6108 del 6° piso del Palacio de Tribunales.

El TOC 9 está integrado por los jueces Luis María García, Ana Dieta de Herrero y Fernando Ramírez, y el abogado Adrián Tenca es el encargado de la defensa de Mangeri, procesado por abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa agravado por haber causado un grave daño a la salud física de la víctima y femicidio agravado por haber sido cometido criminis causae.

Si esa imputación prospera, la acusación pedirá para él la prisión perpetua.

Angeles Rawson desapareció el 10 de junio de 2013 y al día siguiente fue hallada muerta en un predio de la Ceamse, en la localidad bonaerense de José León Suárez.

Angeles Rawson, de 16 años, desapareció cuando volvía de una clase de gimnasia a su casa, un departamento de la planta baja de Ravignani 2360, de Palermo.

La joven nunca llegó a entrar a su departamento y su cadáver fue encontrado al día siguiente en el predio de la Ceamse de José León Suárez. Las cámaras de seguridad determinaron que había llegado hasta el edificio y las sospechas se cercaron en torno a la familia de la menor.

Pero el viernes 15 de junio, después de varias ausencias, el portero del edificio fue llevado por la policía hasta los tribunales para declarar como testigo.

En medio de su declaración, tras sucesivas contradicciones Mangeri dijo "fui yo" y quedó detenido, mientras todos sus allegados insistían en su inocencia y apuntaban a la familia.

La fiscal María Paula Asaro tuvo certezas para imputar a Mangeri cuando los análisis demostraron que bajo las uñas de Angeles había rastros de ADN del portero.

La defensa insistió sin éxito en distintas instancias con la idea de que no podía descartarse una contaminación de esos análisis de ADN.

Otras pruebas siguieron sumándose contra el portero, que cada vez que aceptó declarar insistió en su inocencia.

Para la querella, y luego el juez, Mangeri "habría atentado contra la integridad sexual de la joven previo a su muerte".

"Previo a dar muerte a Angeles Rawson a través de una asfixia mixta, intentó accederla carnalmente mediante violencia y es factible tener por acreditado este último extremo por las lesiones óseas vitales constatadas en el tórax de la joven", dijeron los jueces de la Cámara.

La Cámara agravó la situación de Mangeri por la acusación de femicidio, un "crimen cometido en razón de género" en donde "la menor fue utilizada como objeto, pues aún su resistencia se la agredió desde la diferencia de edad, físico y fuerza hasta lograr su muerte".