El BCRA no le vende a importadores y el paralelo no aumenta

Jueves 5 de febrero de 2015
El Banco Central volvió hoy a restringir al mínimo la venta de dólares a bancos e importadores, una situación que le permitió no perder divisas y, por el contrario, sumar 60 millones de dólares a las reservas internacionales.

"El control sobre las solicitudes de compra se mantuvo en la fecha con la misma intensidad que ayer y permitió otra vez que el Banco Central, desplazamiento de la demanda privada mediante, vuelva a transformarse en el único comprador importante en el mercado", mencionó un operador de cambio.

Fuentes del mercado mencionaron que la autoridad monetaria "reprimió, por segunda rueda consecutiva, la demanda del sector privado, cuyas solicitudes están superando con amplitud el volumen de liquidación diaria de exportadores, que ronda los 40 millones de dólares".

"El resultado de la estrategia aplicada por segundo día consecutivo logró disminuir el rojo en los recursos líquidos de la autoridad monetaria y consiguió detener la caída en las reservas pero con el costo de impactar con intensidad en el nivel de actividad y en el grado de incertidumbre de los agentes económicos", agregó un operador.

Las reservas internacionales del Banco Central sumaron ayer 1 millón de dólares a 31.235 millones, una merma de 209 millones en lo que va de febrero, según cifras provisorias informadas por la entidad.

"Las restricciones para la compra de dólares destinados a atender obligaciones con el exterior se mantuvieron en la fecha y generaron un escenario otra vez favorable para el acopio de reservas por parte del Banco Central", mencionó un cambista.

Fuentes de la autoridad monetaria informaron hoy que la entidad compró 60 millones de dólares.

La exclusión de la demanda privada permitió además al Banco Central mantener plano el dólar mayorista, que quedó a 8,66 pesos, en una rueda en que se negociaron 271 millones de dólares en el mercado de contado (spot) y 22,40 millones en el de futuros.

"El volumen negociado en el spot fue mayor al de ayer (192 millones de dólares), ya que hubo autorizaciones (de compra) sólo para algunos casos como, por ejemplo, cartas de crédito, y para adquisiciones discrecionales para algún sector", agregó una fuente del mercado.

La estabilidad del dólar mayorista volvió a trasladarse trasladó a pizarras de la city porteña, donde la divisa quedó a 8,68 pesos, una brecha de 52,65 por ciento contra el que se ofreció a 13,25 pesos en el segmento paralelo.

La caída de la divisa en el segmento informal ocurrió en una rueda con movimientos mixtos para los tipos de cambio implícitos en las operaciones bursátiles: el llamado dólar contado con liquidación bajaba a 12,20 pesos, mientras el dólar que resulta de la compra venta de títulos públicos operaba plano a 12,50 pesos.

El euro subía a 1,147 por dólar en el mercado internacional, mientras aquí quedó a 10,50 pesos en el mercado formal.

El real brasileño, una moneda de referencia para la economía argentina por la magnitud del intercambio comercial con el vecino país, operaba plano a 2,74 por dólar en San Pablo y aquí se mantuvo en 3,81 pesos.