"La marcha del 18F es un homenaje y un acto político"

El historiador Luis Alberto Romero habló con Ari Paluch habló de la realidad política de nuestro país en un año electoral.
Miércoles 11 de febrero de 2015
El historiador Luis Alberto Romero habló con Ari Paluch habló de la realidad política de nuestro país en un año electoral.

¿La marcha del 18 de febrero es un homenaje a un colega fallecido o es una marcha política?

Las dos cosas porque la política no es algo que flote en el espacio. La política es una dimensión de todas las cosas que hacemos. Es el homenaje al oficial fallecido, es también compartir la angustia por no saber lo que pasó y también es decir necesitamos respuestas sobre el crimen y la seguridad. Allí entra lo político porque reclamamos al Gobierno del Estado argentino que nos cuide.

¿Por qué el Gobierno se pone tan nervioso?

Es algo que debemos aprender, que una cosa es lo partidario y otra es lo político. De todos modos, si queremos hacer un análisis un poco más fino, creo que esto es un reclamo de la sociedad que pide un cambio y que piensen en dar una propuesta de conjunto frente al Gobierno. Los políticos en este momento están tratando de diferenciarse porque van a disputarse una elección.

Entonces si usted fuese asesor de uno de estos candidatos, ¿qué les recomendaria?

Yo les diría que en estos momentos lo más importante es pensar cómo va a ser el Gobierno que salga el 10 de diciembre. Entonces, en función de que tipo de Gobierno quieren que tengamos, rebobinen para atrás y piensen que quieren hacer. Ahi es donde yo estoy convencido que la única posibilidad que tiene la Argentina de empezar a reconstruirse es con un Gobierno que una a todos los partidos de la oposición.

Entonces está marcha puede ser una oportunidad que dejen el ego de lado y estén juntos.

Exactamente. En un país donde la foto importan tanto porque no pueden tener una foto junto que diga 'Lo de Nisman fue espantoso y queremos que haya Justicia'.

¿Con qué momento de la historia argentina se puede comparar éste?

Bueno, acá le diría que hay opiniones divididas porque los economistas dicen que la única cosa catastrófica que puede generar una crisis es una crisis económica, un Rodrigazo, mientras que esto es una cosa que estalló por otro lado. Ahora, en mi opinión, esto ha conmovido a un tercio del electorado. Hay un tercio que es cristinista aunque Cristina diga yo lo maté con mis manitos y hay un tercio del medio que no tiene la opinión definida y va a esperar a ver que les ofrecen de cada lado.