San Lorenzo deberá jugar sin público por incidentes

Jueves 12 de febrero de 2015

San Lorenzo deberá jugar un partido a puertas cerradas en la Copa Libertadores por los incidentes que protagonizaron sus hinchas, el último en la final de la Recopa Sudamericana ante River, cuando un proyectil impactó contra un árbitro asistente.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) anunció la sanción de un partido a puertas cerradas para el estadio de San Lorenzo, luego de la agresión con una botella plástica al juez de línea Juan Pablo Belatti.

De esta forma, el "Ciclón" recibirá al Corinthians de Brasil, uno de los rivales más complicados del Grupo 2, sin sus hinchas en el estadio de Bajo Flores.

No obstante, la Conmebol le dio vista a San Lorenzo hasta el 20 de este mes para presentar su descargo por el incidente registrado en el estadio "Pedro Bidegain".

En el comunicado de la Conmebol se autoriza a ingresar al estadio a 70 personas de la delegación de San Lorenzo, entre cuerpo técnico, jugadores, asistentes y dirigentes.

También habilita a 20 representantes de la AFA, periodistas acreditados, policías y personal técnico de la transmisión de televisión.

En tanto, las autoridades del Corinthians, en su página web, ya les avisaron a sus "torcedores" que no podrán estar en Buenos Aires.

San Lorenzo debutará el próximo jueves en la Copa Libertadores ante Danubio en Uruguay.

Si bien la Conmebol sancionó a San Lorenzo por un partido, el club de Boedo podría jugar más de un cotejo sin público, porque aún debe cumplir con la sanción que se le impuso por la final de la Copa Libertadores.

En esa instancia, ante Nacional de Paraguay, San Lorenzo ganó por 1 a 0 con un gol de penal de Néstor Ortigoza, pero los hinchas del "Ciclón" encendieron bengalas y obligaron a la suspensión momentánea del encuentro.

Por ese motivo la Conmebol había sancionado a San Lorenzo con un partido de suspensión, que aún no cumplió en un torneo internacional, y que si se le suma a los incidentes registrados ante River, podría tener entre dos o tres cotejos a puertas cerradas.

"En principio se debe ver los informes, tanto del Delegado de Seguridad de la Conmebol como el del árbitro del encuentro", señaló un dirigente de la entidad sudamericana.

En la final ante River el árbitro Néstor Pitana debió parar el partido durante varios minutos -dio cinco de descuento en el primer tiempo- debido a la agresión que sufrió Belatti.

De cara a lo que se viene, San Lorenzo deberá esperar ahora la sanción que le dará la entidad sudamericana, y tal vez no juegue solamente un partido sin público, si no más.