River goleó 4 a 1 a Sarmiento y sigue con buena racha

Lunes 16 de febrero de 2015

Con un ratito de buen fútbol y, sobre todo, el peso de la jerarquía de sus jugadores, River se impuso con justicia por 4 a 1 al ascendido Sarmiento de Junín como visitante, por la primera fecha del torneo de Primera División.

En un abarrotado estadio Eva Perón de Junín, Carlos Sánchez abrió el marcador al coronar una linda jugada individual a los 14 minutos y sobre el cierre del primer tiempo el capitán Fernando Cavenaghi amplío la ventaja con un cabezazo, ambos asistidos por Gonzalo "Pity" Martínez, uno de los dos refuerzos para esta temporada y que dio muestra de su exquisita zurda.

El descuento de Héctor Cuevas a los doce minutos del complemento envalentonó a los dirigidos por Sergio Lippi, pero cuando aceleró a partir de los cambios de Marcelo Gallardo, River lo liquidó gracias a un doblete del colombiano Teófilo Gutiérrez.

El "Millonario" le dio la bienvenida a Sarmiento a Primera sin tenerle piedad, para seguir de racha luego de haber obtenido la Recopa Sudamericana.

La diferencia física y técnica entre ambos planteles quedó plasmada en el campo de juego, aunque es cierto que de entrada el empuje de Sarmiento equiparó sus falencias.

Pero cuando muy poco había pasado, Vangioni apareció por izquierda, profundizó para Martínez que metió un enganche y acarició la pelota al punto penal, donde Sánchez, atacando el espacio, le rompió el arco a Rigamonti para el 1-0.

Con la diferencia, River manejó la pelota y se dedicó a dar muestras de su buen fútbol, ese que intenta desplegar desde que Gallardo se ubicó en el banco de suplentes.

Ante un Sarmiento que sólo intentó defenderse en ese primer tiempo, River casi que eligió los momentos en los cuales atacar.

Y ese tiempo llegó sobre el final de la etapa inicial, cuando otra vez "Pity" Martínez acarició la pelota y la colocó en la cabeza de Cavenaghi, que cabeceó atrás de su marcador y aprovechó una apresurada salida de Rigamonti para ampliar la ventaja.

En el segundo tiempo la tónica cambió poco, aunque las modificaciones que implementó Lippi le dieron un poquito más de atrevimiento a su ofensiva.

River manejó con extrema confianza la pelota, a veces tanta que quedaba mal parado en los contragolpe del "Verde".

Hasta que a los 12 minutos, el hábil Nico Sánchez empaló la pelota al área a la espalda de Pezzela y Cuevas, habilitado por Vangioni, definió ante el achique de Barovero.

El gol despertó e ilusionó a los hinchas que coparon el estadio Eva Perón, que se levantaron al mismo tiempo que la lluvia le agregaba un matiz a este regreso de Sarmiento a Primera División tras 38 años.