La policía recapturó al asesino de Matías Berardi

Se trata de Gabriel "Larry" Figueroa, de 28 años. Se había escapado del penal de Marcos Paz el pasado 24 de enero, donde cumplía una condena de prisión perpetua, fue apresado en la zona de José C. Paz.
Lunes 16 de febrero de 2015
Gabriel "Larry" Figueroa, quien se había escapado del penal de Marcos Paz el pasado 24 de enero mientras cumplía una pena de reclusión perpetua por el crimen de Matías Berardi fue recapturado hoy por personal de la Policía Bonaerense en el partido de San Miguel.

Fuentes policiales revelaron a NA que Figueroa, de 28 años fue apresado en la intersección de la ruta 197 y Croacia, de la localidad homónima, tras permanecer tres semanas prófugo, por personal de la SubDDI de Pilar.

En ese sentido, los uniformados realizaron una serie de escuchas que permitieron poder localizar por donde frencuentaba este delincuente y así lo pudieron detener.

Figueroa había sido condenado a reclusión perpetua por el crimen de Matías Berardi, ocurrido en 2010, pero el pasado 24 de enero se fugó del Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz, junto a otro recluso, Luciano Campo, que ya había sido recapturado el 9 de febrero por la Policía Metropolitana en Ciudad oculta, situada en el barrio porteño de Mataderos.

El 29 de enero pasado asaltó a una pareja en un country de la localidad bonaerense de Cañuelas y se la llevó cautiva hasta el partido de La Matanza, donde la liberó cinco horas después, tras robarle dinero y una camioneta.

Este sujeto era buscado de manera intensa e incluso el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación había ofrecido una recompensa de 200.000 pesos para quien aportara datos sobre él.

Figueroa y su cómplice escaparon del Penal luego de forzar una ventana que tenía un vidrio roto en el salón de usos múltiples (SUM) de la Unidad Residencial II.

Desde allí llegaron al patio exterior del módulo, cortaron los cuatro cercos y recorrieron otros 200 metros más hasta lograr salir del penal.

Matías Berardi había sido secuestrado en septiembre de 2010 cuando bajó de una combi en el cruce de la Panamericana y la Ruta 25.

Los delincuentes lo interceptaron cuando se iba a su casa y desde ese momento iniciaron una serie de llamados extorsivos a sus padres para pedir 30.000 pesos por su rescate.

Según figura en la causa, la banda llevó a Berardi a un taller en Benavídez, donde estuvo atado y vendado en un baño.

Tras pasar 14 horas cautivo, Matías logró escapar y comenzó a pedir ayuda entre los vecinos a quienes les decía que lo tenían secuestrado, pero no logró que nadie lo asistiera ni lo refugiara.

Los secuestradores lo recapturaron y lo fusilaron en un basural. en Ciudad Oculta.