Investigan "muerte dudosa" de la mujer calcinada frente al depto de Nisman

Así caratuló el caso la fiscal Graciela Bugueiro. Junto al cuerpo había un bidón con "olor a combustible" y un envase plástico con la inscripción "alcohol etílico".
Martes 17 de febrero de 2015
La fiscal Graciela Bugueiro investiga como “muerte dudosa”, al cadáver calcinado de una mujer que hallado en el barrio capitalino de Puerto Madero, a metros del edificio Le Parc, donde vivía el fallecido fiscal federal Alberto Nisman-.

Junto a ella había un bidón con "olor a combustible" y un envase plástico con la inscripción "alcohol etílico".

Ahora, Bugueiro esperaba también el análisis de la Policía Científica sobre el bidón con combustible encontrado a un costado del cuerpo.

"La cámara de electricidad no tiene ninguna vinculación con el cadáver que se encontró en las proximidades", dijo la directora de Comunicaciones de la compañía Edesur, Alejandra Martínez.

La ejecutiva precisó que la sala de media tensión "no tuvo desafectación, o sea que no salió de servicio, lo que hubiera ocurrido si alguien se hubiese electrocutado".

Además, detalló que la cámara de electricidad "no tenía signos como si una persona hubiera intentado entrar".

"No llamaron por el hecho a la compañía la Policía, ni los Bomberos, ni la Prefectura Naval", concluyó Martínez.

El cuerpo estaba boca abajo, desnudo y tocando una de las paredes de la subestación de electricidad, situada en el centro del parque, indicaron las fuentes.