"Fue difícil estar mirando al asesino de mi hija a tres metros de distancia"

Así lo aseguró Franklin Rawson, el padre de Ángeles. "Se me remueve el estómago, tuve que contenerme", dijo el hombre al presenciar la primera audiencia del juicio oral.
Miércoles 18 de febrero de 2015

Franklin Rawson, el padre de Ángeles, la adolescente asesinada en esta Capital en junio de 2013, afirmó hoy que "fue difícil estar mirando al asesino de mi hija a tres metros de distancia", en alusión al portero Jorge Mangeri, acusado por el homicidio de la joven.


"Se me remueve el estómago, tuve que contenerme", dijo Rawson al hablar con la prensa luego del cuarto intermedio dispuesto por el Tribunal a cargo del juicio.

El portero Mangeri enfrenta desde hoy al tribunal oral que lo juzgará como acusado del crimen de Ángeles, la chica de 16 años que desapareció de su departamento del barrio porteño de Palermo el 10 de junio de 2013 y cuyo cadáver fue encontrado 24 horas después en un basural de la CEAMSE en José León Suárez.