Arroyo Salgado tras la movilización: "Fue muy emocionante y muy difícil"

La ex mujer del fiscal Alberto Nisman, que encabezó la marcha en homenaje a Plaza de Mayo, agradeció el apoyo y reconoció que siente “una gran responsabilidad”.
Jueves 19 de febrero de 2015

La jueza federal Sandra Arroyo Salgado, exesposa de Alberto Nisman, afirmó hoy que no admite la hipótesis de un "suicidio" del fiscal "por su personalidad, mucho menos con un arma de por medio".

"No admito el suicidio de Alberto Nisman por su personalidad, mucho menos con un arma de por medio", señaló Arroyo Salgado.

La jueza precisó también que el regreso del fiscal desde Europa a la Argentina el mes pasado "fue muy intempestivo" y que tanto ella como sus hijas conocieron la decisión del fallecido funcionario de volver al país desde España "ese mismo día".

"Mis hijas y yo nos enteramos ése mismo día del viaje de Alberto, fue muy intempestivo", subrayó.

Además, en declaraciones a la radio Vorterix indicó: "No tuve la oportunidad de leer la denuncia de Nisman... me enteré estando allá (en Europa) por whatsapp y trascendidos".

Por otra parte, la magistrada indicó que "la búsqueda de la verdad" fue lo que más le impactó de la movilización en homenaje al fallecido fiscal.

"La búsqueda de la verdad es lo que más me impactó de la convocatoria de ayer", afirmó Arroyo Salgado, quien explicó con respecto a su familia que "fue muy difícil, pero queríamos estar en la marcha ayer".

En declaraciones a la radio Vorterix, la magistrada indicó: "Me genera una gran responsabilidad las expresiones que la gente me reconocía, había palabras de apoyo".

Al ser consultada sobre expresiones de la presidenta Cristina Kirchner, quien ayer en un discurso rechazó que se le pueda "marcar la cancha" a su gestión, señaló: "no voy a polemizar respecto a las palabras de la presidenta, no sé a quién estuvieron dirigidas".

"Mis hijas son alegres, positivas, llenas de energía, y trato de transmitirles el saber guardar silencio", señaló también la jueza.