El esposo de Alex Freyre anunció su divorcio por Twitter

Jueves 19 de febrero de 2015
Ellos fueron la primera pareja del mismo sexo que contrajeron matrimonio en la Argentina: se casaron en Ushuaia; también fueron los pioneros en América Latina. Pero ya nada es lo que era entre José María Di Bello y el ultrakirchnerista Alex Freyre.

Pocas horas después de las últimas declaraciones de Freyre, que ayer en la lluviosa marcha en homenaje al fiscal Alberto Nisman tuiteó: "Néstor hace pis" y "En minutos vomita Dios", su ex pareja decidió distanciarse públicamente del activista gay.

También por Twitter, Di Bello, candidato a Legislador por el partido Miles en Capital, informó: "Hace meses que estamos separados y ya en proceso de divorcio".

Como si esto no bastara, Di Bello decidió sumar esa información a su perfil de Twitter. Debajo de su cara informa: "Separado en proceso de divorcio. Presidente MILES capital. Director de Salud Cruz Roja Argentina. Padre de tres adolescentes. Militante de la Vida".

Di Bello prefirió no hablar del "proceso privado e íntimo de la separación". Y comentó que "el proceso comenzó mucho antes de los desafortunados tuits de Alex".

Di Bello es Director de Salud de Cruz Roja Argentina desde hace 12 años y también participa en el programa "Artículo 16" que se emite por Senado TV desde hace 2 años todos los jueves a las 18. Su militancia por los derechos de personas lesbianas, gays, bisexuales y trans (LGBT) es histórica. La unión de Di Bello y Freyre fue la bandera que se alzó con fuerza en el Congreso cuando se aprobó la ley de matrimonio igualitario en 2010 en la Argentina.

Pero los vínculos amorosos no se sostienen sólo con la memoria de lo vivido y militado. Su pareja, Freyre, cada vez más polémico con sus tuits ofensivos para muchos, lo dejó involucrado más de una vez en cruzadas mediáticas difíciles de capear. Uno de los últimos fue el altercado "Freyre-Pachano", sobre el que Di Bello salió a aclarar que "este altercado permitió a los medios armar un escenario al más crudo y chabacano estilo "pelea de la farándula" y utilizarlo para demostrar "los bajos, oscuros y funestos instintos" de personas ligadas al Gobierno Nacional en contra de "humildes y pacíficos ciudadanos".