Fiscal Pollicita confirmó que no irá al Congreso

Rechazó la invitación a concurrir a la Cámara de Diputados para explicar su imputación a la presidenta en derivación de la causa AMIA.
Viernes 20 de febrero de 2015

El fiscal federal Gerardo Pollicita rechazó hoy la invitación a concurrir a la Cámara de Diputados que le hizo el bloque kirchnerista Frente Para la Victoria para explicar su imputación a la presidenta Cristina Fernández en una derivación de la causa AMIA.

En un escrito enviado al presidente de la Cámara, Julián Domínguez, el funcionario judicial explicó que su papel como fiscal consiste en "promover la actuación de la Justicia sin sujeción a instrucciones o directivas emanadas de órganos ajenos a su estructura" También sostuvo Pollicita que el interés de los diputados por escucharlo, el próximo lunes en el Congreso, "no puede primar por sobre la finalidad que debe tener la investigación".

Y alertó que si llegara a hablar del expediente en la Cámara podría poner en riesgo la pesquisa que, dijo, se encuentra en un "estado inicial" y recordó que él mismo le propuso al juez federal Daniel Rafecas la imposición del secreto de sumario.

El miércoles pasado, los diputados kirchneristas invitaron a Pollicita a presentarse el lunes 23 en una reunión conjunta de las comisiones de Relaciones Exteriores, que preside Guillermo Carmona; de Justicia, a cargo de Graciela Giannettasio; y Asuntos Constitucionales, que encabeza Diana Conti.

El fallecido fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, también había sido citado para el 19 de enero pasado para que diera un informe en el Congreso sobre la denuncia impulsada contra la presidenta Cristina Fernández y el canciller Héctor Timerman.

A diferencia de la invitación a Pollicita, la convocatoria a Nisman había sido realizada por diputados de la oposición que integran la Comisión de Legislación Penal, a cargo de la macrista Patricia Bullrich.

En esta oportunidad, los diputados de la oposición solicitaron a los del oficialismo que dejaran sin efecto la invitación a Pollicita por considerarla "impertinente" y exigieron que se le permita "cumplir adecuadamente sus funciones sin interferencias".