Central derrotó a Tigre en un partido accidentado

El partido estuvo suspendido cerca de 10 minutos debido a una agresión que sufrió el entrenador Gustavo Alfaro.
Sábado 21 de febrero de 2015

Rosario Central venció esta noche a Tigre por 2 a 1 en un accidentado partido disputado en un estadio colmado, por la segunda fecha del Torneo de Primera División "Julio Humberto Grondona".

El "matador" de Victoria se puso en ventaja con un gol en propia valla del defensor colombiano Yeimar Gómez Andrade, a los 27 del segundo tiempo, mientras que el "canalla" igualó a los 29 a través de Franco Niell.

Sin embargo, en el minuto 14 de descuento, Marco Ruben -en posición adelantada- decretó el triunfo local.

Tigre terminó con diez hombres por la expulsión del delantero Marcelo Larrondo, por roja directa, a los 34 del complemento.

El partido estuvo suspendido cerca de 10 minutos, en la segunda mitad, debido a una agresión que sufrió el entrenador de Tigre, Gustavo Alfaro, quien recibió un proyectil desde la platea que le produjo un corte en el cuero cabelludo.

Rosario Central trató de tomar la iniciativa, pero se enmarañó en sus propias intenciones, porque Tigre le planteó un partido cerrado en el medio y veloz en contragolpe, con Wilchez y Janson.

El esperado debut del "Chelito" Delgado no pudo ser todo lo efectivo que el "Chacho" Coudet hubiera querido, porque la marca escalonada del fondo del "matador" no le dejó casi espacios. No obstante, Central tuvo en los pies de José Luis Fernández dos claras situaciones, pero en ambas el mediocampista elevó el remate en una inmejorable posición.

El partido en el complemento parecía que no iba a tener demasiadas variantes, pero la agresión que sufrió Alfaro, por un proyectil arrojado desde la platea que le produjo un corte en la cabeza, ya que eso le bajó el ritmo y las acciones cambiaron de manera sustancial.

Wilchez, en una muy buena jugada personal habilitó al ingresado Itabel, por derecha, y el centro del mediocampista al medio del área intentó ser despejado por el colombiano Gómez Andrade, quien sin embargo venció su propia valla.

La ventaja que había sacado Tigre le duró poco, porque en una gran escalada personal, Niell se sacó a un rival de encima y antes de pisar el área sacó un zurdazo lejos del alcance de García.

Tigre perdió los estribos, cuando Larrondo le aplicó un codazo sin pelota a Barrientos, muy cerca del árbitro Ceballos, y se ganó la roja.

Con un hombre menos los de Alfaro se replegaron un poco, porque la movilidad que hizo Central del balón lo obligó a esa postura.

Pero con tanto vértigo, Central no pensó, ni aún cuando González Pirez recibió la segunda amarilla y Tigre se quedó con 9 hombres en cancha.

Sobre el final Colman ensayó una tremenda tijera que rozó el travesaño, en momentos en que Central estaba volcado al área de Tigre, que se refugió en su campo, resistiendo.

Esa vorágine para ir en busca del gol trató de ser atemperada por el habilidoso Cervi, pero Tigre estuvo decididamente en su área, aguantando los chubascos.

En una jugada de esas de presión, tras un córner, Colman jugó un balón al área, Niell le metió un taco increíble que capturó Ruben -en clara posición adelantada- y decretó el triunfo local.