"Hay ley contra los trapitos pero dicen que criminalizamos”

Martes 24 de febrero de 2015
¿En dónde están fallando los sistemas?
El autor del delito fue monitoreado y detenido pero está en libertad porque no hay damnificado. La persona cometió el delito de arrebato, no se cambió la remera ni nada que confunda su identificación, pero la persona siguió de largo.

¿Qué se hace para prevenir?
Cuando hablamos de los chicos limpiando vidrios tenemos que diferenciar a los mayores y menores. La policía tiene que actuar bajo las normativas legales. Cuando se quiere presentar una nueva ley no se vota porque dicen que “criminalizamos” algunas actividades. Los encargados de dictar leyes son los legisladores. Lo que no esté dentro de la ley no lo podemos hacer porque sería un delito.

¿Pero un robo viola leyes?
Pero los juzgados después ordenan que se reintegre los menores a los padres. Los jueces consideran que es mejor dárselo a la madre que mandarlo a un instituto.

¿Si sale una ley que dice que se prohíben los trapitos quién la puede ejecutar?
El problema no es policializar la Ciudad. La norma con los trapitos es el requerimiento de un pago. Entonces cuando uno ve un policía en la esquina y no lo detiene, la gente piensa que están arreglados.