Lagomarsino negó haber tenido una relación homosexual con el fiscal Nisman

El técnico informático que le facilitó el arma al fiscal también advirtió que sus huellas "deberían estar" en el arma porque no la limpió.
Jueves 26 de febrero de 2015

Diego Lagomarsino, excolaborador Alberto Nisman, afirmó que sus huellas digitales "deberían estar" en el arma que le prestó al fiscal ya que él no la limpió, al tiempo que confirmó que el funcionario le adelantó hace "seis o siete meses" que iba a denunciar a la presidenta Cristina Kirchner por presunto encubrimiento.

"Deberían estar mis huellas", enfatizó Lagomarsino, quien ante una consulta puntal señaló que "no" limpió el arma calibre 22 que le entregó al fiscal y señaló.

En declaraciones al diario El País, de España, reiteró que realizaba tareas informáticas para el fiscal, aunque no para la fiscalía que encabezaba, por lo que cobraba unos 40 mil pesos por mes.

Señaló que "seis o siete meses atrás" Nisman le confirmó que iba a denunciar a la presidenta Kirchner.

"Me habló seis o siete meses atrás. Un día me muestra un expediente y dice: Esta es la denuncia que estoy haciendo contra la presidenta . Le dije: ¿Te vas a meter contra la presidenta? Y me dice: ¿Y vos también me vas a empezar a decir esas cosas? ¡Estoy podrido de la gente que me dice que estoy loco! ", señaló.

Además, Lagomarsino precisó: "Inicialmente yo iba a trabajar para la fiscalía, pero él me dijo: No, vos vas a trabajar para mí . Se habló mucho de si yo cobraba 40.000 pesos por hacer copias de resguardo. Pero en realidad, sistemas no es solamente hacer resguardos. Alberto no era una persona fácil. No era tampoco una mala persona, al contrario. Pero él quería la cosas ya, en el momento".

"Uno, cuando tiene una relación de tanto tiempo, no es un amigo ni tampoco es un jefe. Si la presidenta se refirió a una relación homosexual, confirmo que no. Lo que a mí me molesta de eso es que en el medio hay otras personas. Mis hijos son muy chiquitos, pero Alberto tiene una hija más grande", dijo.

Lagomarsino dijo que no sabe cómo murió Nisman y si se trató de un suicidio, de un suicidio inducido o de un asesinato.

"Por momentos pienso: si fue un suicidio él se podía haber suicidado delante de mí. Pero ahí se me empiezan a mezclar las cosas. Por momentos me sentí defraudado y pensé: ¿Por qué me metiste en este tema? . Después vas escuchando otras versiones. La verdad es que yo lo perdoné", agregó.

Acompañado por su abogado, Maximiliano Rusconi, Lagomarsino confirmó que hasta el momento "no" dialogó con la exesposa de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado.

"No. No sé si estoy preparado para enfrentarme a eso ¿Qué le iba a decir? ¿Le iba a pedir perdón? ¿Vos tenés amigos? ¿Hubieras hecho lo mismo por un amigo o por un jefe que te dice necesito esto? No con el diario de hoy, obviamente. A todas las personas que le pregunto esto se quedan pensando o me dicen que sí", señaló.

Señaló también: En cuanto a las tres hipótesis… Suicidio, suicidio inducido o asesinato. A Alberto le cambiaba todo cuando hablaba de sus hijas. Entonces, si no pensó en ellas, ¿qué va a pensar en Diego? Después pienso en el asesinato. Y, la verdad, no sé qué fue. Pero el 18 de enero murió Nisman y murió el Diego Lagomarsino que yo era".