Docentes porteños, cerca del acuerdo tras oferta de 34,4%

Jueves 26 de febrero de 2015
A solo dos días hábiles del inicio de clases previsto para el lunes, el gobierno de la Ciudad ofreció hoy a los 17 sindicatos docentes porteños un aumento del 34,4 por ciento que ubicará el sueldo inicial a 7.200 pesos en marzo y 8.130 pesos en agosto, mientras en Provincia habrá un inicio de clases dificultoso, ya que la numerosa FEB cumplirá un paro de tres días.

A nivel nacional, en tanto, las cinco federaciones docentes del país -CTERA, UDA, AMET, SADOP y CEA- rechazaron esta noche la oferta del gobierno de Cristina Fernández del aumento de 25 por ciento sobre el sueldo testigo actual de 4.400 pesos y 25 por ciento de suba del incentivo salarial, FONID, actualmente de 255 pesos desde hace cuatro años.

Fuentes sindicales señalaron que la paritaria nacional en el Ministerio de Educación de Nación "viene para largo", tras dos suspensiones, ya que abrió un cuarto intermedio para que los ministros de Educación, Alberto Sileoni, y de Economía, Axel Kiciloff, concurrieran a Casa de Gobierno para la jura de los nuevos funcionarios y porque "las hipótesis y ofertas iban cambiando minuto a minuto".

Tras la ceremonia en la Rosada, las negociaciones prosiguieron esta vez en el Ministerio de Economía, tal vez por la cercanía con la sede gubernamental.

Allí Sileoni y Kiciloff volvieron a reunirse con las cinco federaciones sindicales docentes, y hasta la medianoche no se había informado que hubieran prosperado las conversaciones que, según la pretensión sindical, intentaban fijar un piso salarial de 6.100 pesos para los maestros de todo el país.
El jefe de UDA, Sergio Romero, advirtió que "si no se aprueba un sueldo mínimo acorde a lo que reclamamos, vamos a rechazar in limine la oferta".

Mañana, en tanto, tendrán lugar diversos congresos y plenarios sindicales para analizar las ofertas salariales en paritarias y acciones gremiales a seguir a un día hábil del inicio del año lectivo, en ellos de CTERA desde las 10, en la sede de Chile al 700, de los docentes porteños de UTE, desde las 17, en FOETRA, en Hipólito Irigoyen 3171 y en UDA Capital, en Pringles 50, de esta Ciudad.
Los sindicatos de docentes porteños estimaron que mañana por la tarde podrán dar una respuesta al gobierno de la ciudad.

En Provincia, en tanto, el lunes habrá un dificultoso comienzo de clases, debido a que la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), el gremio mayoritario de la provincia que integra el Frente Gremial, aprobó hoy un paro de tres días, en desacuerdo con la suba salarial del gobierno y anticipó que la podrá profundizar las medidas.

Sin embargo, las conducciones de la ceterista SUTEBA, UDA, AMET y SADOP, que conforman también el Frente, precisaron en un comunicado oficial que "el lunes comenzarán las clases normalmente", en las escuelas bonaerenses públicas y privadas.

Voceros del gobierno de Daniel Scioli afirmaron que mañana la paritaria será cerrada y el acta salarial firmada por la "aceptación mayoritaria" de los sindicatos, en el ministerio de Trabajo bonaerense.

El congreso de FEB, que además pasó a cuarto intermedio hasta la semana próxima deliberó hoy en La Plata, rechazó por más del 60 por ciento de los votos la oferta del gobierno de Daniel Scioli de aumento salarial que lleva el sueldo testigo del maestro a 7.000 pesos desde marzo.

La jefa de FEB, Mirta Petrocini, destacó tras la votación que, "fueron los docentes en cada distrito quienes analizaron la propuesta, tomaron esta decisión y con la firmeza van a sostenerla".

En Capital Federal, la segunda nueva propuesta de aumento salarial que acercó el ministro de Educación, Esteban Bullrich, consiste en una suba del sueldo testigo al 34,4 pro ciento -un 19 por ciento en marzo y un 15 por ciento en aogsto, que llevará de los actuales 6.050 pesos de haber mínimo a 7.200 pesos en marzo y a 8.130 pesos en agosto.

Para el resto de la escala, es decir los maestros con antigüedad y jerárquicos, la suba será del 35,5 por ciento, fraccionado un 20 por ciento en marzo y un 15,5 pro ciento en agosto. En el panorama educativo en el resto del país, los docentes entrerrianos rechazaron por "insuficiente" la propuesta salarial del gobierno de una suba del 30,52 por ciento, que llevará el haber a 6.450 pesos en septiembre y confirmaron que no comenzarán las clases el lunes También sopresivamente, los docentes santafesinos nucleados en AMSAFE rechazaron el aumento del 35,5 por ciento para el sueldo testigo que lo ubicará en 8.870 pesos y declaró dos paros de 48 horas, uno el lunes, al inicio del año lectivo y el segundo la semana próxima.opinión de los docentes.