Asesinaron a tiros a Boris Nemtsov, el líder opositor ruso

De 55 años, ocupó en 1997 el cargo de viceprimer ministro en la Administración de Boris Yeltsin y se había convertido en una figura central de la política rusa tras la disolución de la Unión Soviética.
Viernes 27 de febrero de 2015
El opositor ruso Borís Nemtsov fue asesinado en pleno centro de Moscú en la noche de este viernes, según confirmaron fuentes del Gobierno ruso y la policía. Nemtsov, de 55 años, ocupó en 1997 el cargo de viceprimer ministro en la Administración de Boris Yeltsin en la década de los noventa del pasado siglo y se había convertido en una figura central de la política rusa tras la disolución de la Unión Soviética. Según fuentes policiales, un hombre desconocido le ha disparado cuatro veces por la espalda cuando paseaba con una mujer en las cercanías del Kremlin.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha condenado el asesinato de Nemtsov y manifestado sus condolencias por lo ocurrido. Eportavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha trasladado a la agencia Itar-Tass que la muerte de Nemtsov parece un asesinato planeado y que "podría ser una provocación". El fallecido, de 55 años, iba a dar este domingo un mitin en contra de las políticas de Putin. Nemtsov, que era uno de los opositores más contundentes a la hora de criticar las políticas gubernamentales, era actualmente diputado del Parlamento de la región de Yaroslavl y copresidía el partido liberal RPR-Parnas.

Una portavoz del Ministerio de Interior ha declarado a la cadena de televisión Rossia 24 que Nemtsov paseaba con una joven por el Gran Puente de Piedra de la capital cuando "le han disparado por la espalda cuatro tiros, que le causaron la muerte". Al parecer, según varios medios rusos citados por la BBC, habría más de un atacante. Los autores del asesinato utilizaron un coche blanco para huir.

"Por desgracia estoy viendo el cuerpo de Boris Nemtsov en el puente de Zamoskvoretskiy", dijo Ilya Yashin, un miembro de su partido, el RPR-Parnas. "Veo el cadáver y un montón de policías", añadió el político citado por la BBC. Una periodista de France Presse informa de que la zona --donde hay u na decena de coches de policía y ambulancias-- ha sido acordonada por la policía y que todos los accesos han sido bloqueados.