Charlie Hebdo lleva recaudados 31,5 millones de euros

Sábado 28 de febrero de 2015

Luego de varias semanas de ausencia, un nuevo número de la revista satírica Charlie Hebdo, objeto de los atentados de París del pasado mes de enero, salió a la venta en los quioscos franceses.

El nuevo número del semanario, el segundo luego de los atentados del pasado 7 de enero, generó menos expectación que el anterior, en cuya portada apareció el profeta Mahoma.


De acuerdo a las últimas estadísticas, el semanario francés lleva vendidos casi 10,5 millones de ejemplares en tan sólo dos ediciones, con un ingreso por ventas de 31,5 millones de euros, tras el atentado islamita que le costó la vida a 12 personas. Antes de esa tragedia, la tirada era de 60 mil ejemplares, equivalente a 180 mil euros.


En esta última tirada (la tercera luego del atentado), los vendedores de periódicos de la capital francesa, esta mañana los ejemplares puestos a la venta se vendían a un ritmo inferior al anterior número que se agotó en los primeros minutos del día y tuvo una tirada de casi ocho millones de ejemplares.

Fuentes de la publicación indicaron que el nuevo número salió a la venta este miércoles con una tirada también inferior que el anterior, de dos millones y medio de ejemplares.

Antes de los atentados, la publicación, cuya redacción fue “diezmada” en los ataques de enero en los que fallecieron 12 de sus caricaturistas y redactores, sacaba a la venta cada semana 50 mil ejemplares.

El profeta Mahoma, cuya publicación burlesca en la portada de la revista durante años fue presuntamente el motivo de que fuera atacada por dos yihadistas, protagonizó el último número con un gran título en el que se leía “todo está perdonado”.

La portada del número de este día titulado “Volvemos a empezar”, muestra a un grupo de personajes considerados “antipáticos” por la revista como la canciller alemana Angela Merkel, un obispo, un banquero, el expresidente Sarkozy y un yihadista.

El grupo, del que también forma parte la líder ultraderechista francesa Marine Le Pen, persigue en la portada a un perro que lleva en su boca un ejemplar de Charlie Hebdo.

“Esta vez quería hacer algo divertido” declaró a la prensa el autor de la portada, el “monero” Luz.

Desde que se produjeron los atentados la revista ha multiplicado su número de suscriptores de 10 mil a los 200 mil abonados.

La revista continúa bajo amenaza y sus redactores llevan escolta. La semana pasada una colaboradora franco-marroquí de Charlie Hebdo denunció amenazas de muerte en las redes sociales.

El redactor jefe de la publicación, Gérard Biard, aseveró recientemente que la publicación, que se encontraba en crisis y ha recaudado varios millones de euros desde los atentados, continuará y no desaparecerá.