Restos de Strassera descansan en Jardín de Paz de Pilar

Amigos, familiares y colegas del exfiscal del juicio a las Juntas Militares, Julio César Strassera, se acercaron para despedirlo en una ceremonia íntima y emotiva.
Sábado 28 de febrero de 2015
Los restos del exfiscal del juicio a las Juntas Militares Julio César Strassera fueron trasladados a la localidad de Pilar, donde amigos y excolegas lo despidieron.

El cuerpo de Strassera, fallecido ayer luego de permanecer varios días internado en terapia intensiva, fue trasladado al cementerio Jardín de Paz, ubicado en la localidad de Pilar, cerca de las 10.00.

Allí se presentaron personalidades de la política como la exdiputada y activista de Derechos Humanos Graciela Fernández Meijide, quien sostuvo que durante el juicio a las Juntas Militares "Strassera fue un hombre que hizo comprender qué significa un fiscal".

"La frase de Strassera quiere decir nunca más dictaduras militares y creo que, más allá de estar de acuerdo o no con los gobiernos de turno, eso nunca estuvo en juego", afirmó Fernández Meijide en declaraciones televisivas.

En tanto, el expresidente Eduardo Duhalde pasó por el velatorio que se realizó en O´Higginns 2842, en el barrio porteño de Núñez, y opinó que "la historia seguramente lo va a recoger como uno de los hombres más importantes de la democracia recuperada".

"Fue un momento histórico. No se había dado en otra parte del mundo juzgar al poder militar cuando tenían los fierros. Fue una página que va a quedar en la historia argentina y Strassera, con letras de oro", agregó Duhalde.

Tras su fallecimiento, el Gobierno decretó dos días de duelo nacional para viernes y sábado -antes de la apertura de sesiones legislativas ordinarias de este domingo- con lo cual los edificios públicos lucieron la bandera a media asta.

En las semanas previas a su internación, Strassera había tenido una activa presencia mediática a raíz de la muerte del fiscal de la causa AMIA, Alberto Nisman, y había hecho saber su adhesión a la llamada "marcha del silencio", a la que no pudo asistir.

En los últimos años se había mostrado duramente enfrentado a la gestión de la presidenta Cristina Kirchner, por lo cual incluso en 2010 había sido protagonista de un acto de "desagravio" en la sede del Comité Nacional.

Tras la noticia de su fallecimiento, dirigentes de todo el arco político manifestaron su pesar y las redes sociales estuvieron repletas de mensajes en homenaje, en tanto que -a través del Ministerio de Justicia- el Gobierno expresó su "profundo dolor" y envió sus condolencias a la familia.

Strassera fue el fiscal acusador que condujo en 1985 el juicio contra nueve integrantes de las Juntas Militares que gobernaron entre 1976 y 1983 y que terminó con la condena a Jorge Rafael Videla y Eduardo Massera a reclusión perpetua, a Roberto Viola a 17 años de prisión, a Armando Lambruschini a 8 años de prisión y a Orlando Ramón Agosti a 4 años de prisión.

El exfiscal cerró su alegato con un mensaje histórico: "Señores jueces: quiero renunciar expresamente a toda pretensión de originalidad para cerrar esta requisitoria. Quiero utilizar una frase que no me pertenece, porque pertenece ya a todo el pueblo argentino. Señores jueces: ´Nunca más´".

Después del juicio, Strassera fue representante argentino ante los organismos de derechos humanos con sede en Ginebra pero, tras los indultos de los militares dispuestos por el presidente Carlos Menem, se retiró de la función pública y se dedicó a ejercer su actividad como abogado y a participar activamente de la actividad de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH).

En 2006 defendió a Aníbal Ibarra en el juicio político por el que fue removido de su cargo de jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, a causa del incendio en el boliche Cromañón.