Se conocieron nuevas amenazas a Nisman: apuntaban a su vínculo con Stiuso

El fiscal había sido amenazado y se conocieron nuevos mails que recibió, apuntando su vínculo con el ex espía de la SIDE. Los mensajes llegaban a través de mail al fiscal y su mujer.
Sábado 28 de febrero de 2015
"Cuidate pajarito y cuidá a tu familia que papa Jaime no va a poder devolvértela entera, a él también le queda poco, chao". Este es otro de los mensajes amenazantes que recibió el fiscal Alberto Nisman el 4 de agosto de 2012, y que precedió a su muerte en el departamento de las torres Le Parc en enero de este año, hecho que se investiga si fue homicidio o suicidio.

En varios de los mails que recibió Nisman y su ex mujer, la jueza federal de San Isidro Sandra Arroyo Salgado, la referencia permanente era al estrecho vínculo con el poderoso Antonio "Jaime" Stiuso. El ahora ex funcionario de la SIDE echado por Cristina Kirchner allá por diciembre, y hoy señalado por el Gobierno por su supuesta vinculación con la muerte del fiscal, amén de varias denuncias que instaron por contrabando y enriquecimiento ilícito contra el "espía".

Los mensajes vía mail que recibía Nisman hacían suponer que en ese entones la SIDE atravesaba una guerra interna entre distintos sectores, y al fiscal le advertían sobre su vinculación con la línea Stiuso.

"Decile a Sandra y a vos que Jaime no te va a poder devolver ni la vida ni tus bienes, así que piense bien lo que hace porque cuando esto termine (Porque todo termina) ustedes están muertos......", rezaba la amenaza que recibió Nisman.

Las amenazas no sólo eran dirigidas a la casilla de correo de Nisman sino también a la de su ex mujer. Fueron al menos tres correos electrónicos (dos el 26 de abril y otro el 29 de 2012) desde el remitente horacioga@hushmail.me. Se trata de un servidor con origen en Canadá, donde el juez Luis Rodríguez vía exhorto está pidiendo colaboración para poder establecer la identidad de quién envió los mensajes.

En su cuenta oficial jfpsanisidro1.sec2@pjn.gov.ar, los mails dirigidos a Arroyo Salgado hacían referencia también a Stiuso. En uno de los mensajes bajo el asunto "ULTIMAS COMPRAS DE JAIME STIUSO" iban adjuntados una serie de artículos y con la advertencia: "va a hacer algo".

La referencia a "compras de Jaime Stiuso" resulta llamativa. Ésta semana el titular de la SIDE, Oscar Parrilli, denunció al ex Director General de Operaciones por el delito de contrabando, a raíz de la compra entre 2013 y 2014 de 94.000 kilos de mercadería, causa en poder del juez en lo penal económico Rafael Caputo.

En otro de los mails dirigidos a Arroyo Salgado ("teléfono Arroyo Salgado y vínculo con la SIDE" reza el asunto del mismo) la amenaza fue más concreta: "Te tenemos vigilada cada paso que das. Donde cenas, qué comes. Te gustó este juego? Esperamos que sepas jugarlo".

También hay relación entre uno de los mensajes que recibió en ese momento la jueza y la denuncia que ahora instó la SIDE por contrabando. El nombre del ahora ex agente de inteligencia Alejandro Patrizio, quien es denunciado junto a Stiuso. "Este s el tipo que maneja las finanzas a AHS y la merca. Empezamos a quemar gente", le advirtieron a Arroyo Salgado.

Los mails con amenazas que están en la causa desde tiempo atrás son parte de la investigación bdonde la jueza Arroyo Salgado aportó el ejemplar de la Revista Noticias, donde una fotografía de Nisman aparece con un disparo en su cabeza.

La entidad de la amenaza cobra fuerza ante el trágico desenlace del fiscal, más allá de no tener certezas aún sobre qué paso.

Las amenazas a Nisman no sólo era de los últimos años. A poco de que se libraran las ordenes de captura contra nueve funcionarios y ex iraníes sospechados de perpetrar el atentado a la AMIA, allá por finales de 2006, el fiscal denunció que en su domicilio le habían dejado dos mensajes amenazantes.

Fue en noviembre de 2006, cuando Nisman regresó a su entonces domicilio de Scalabrini Ortiz 3334, luego de haber pasado el fin de semana con su familia. En su contestadora, tenía dos mensajes: uno del sábado 18 en el que le advirtieron: "abandona la causa porque vas a volar por el aire vos y tu familia", y el otro mensaje al día siguiente, "renuncia boludo".

Nisman mismo presentó los mensajes en la Comisaría 53 y se abrió una causa en el juzgado de Norberto Oyarbide.