Congreso se prepara para la última apertura de sesiones de Cristina Kirchner

Más de cien restauradores trabajaron en la Cámara de Diputados para poner a punto el recinto donde la presidenta encabezará la apertura de un nuevo período de sesiones ordinarias.
Sábado 28 de febrero de 2015
La presidenta Cristina Fernández encabezará la última apertura de sesiones ordinarias del Congreso de su mandato bajo fuertes medidas de seguridad, mientras la militancia kirchnerista acompañará el discurso con una masiva movilización en apoyo a su gestión.

Por octavo año consecutivo, la jefa de Estado hablará ante la Asamblea Legislativa en una exposición en el que se espera que realice un minucioso repaso por los 12 años de gobierno kirchnerista y haga anuncios en materia económica. En las inmediaciones del Congreso, bajo la consigna "1M Todos con Cristina al Congreso", la militancia kirchnerista se movilizará para apoyar a la mandataria e intentar volver a ganar la calle luego de la multitudinaria marcha del silencio realizada el pasado 18 de febrero en homenaje al fallecido fiscal Alberto Nisman.

En la última apertura de año legislativo que encabezará Fernández de Kirchner durante su mandato no estará presente el vicepresidente Amado Boudou, quien representará al Gobierno argentino en la asunción de Tabaré Vázquez en Uruguay.

De esta forma, serán el presidente provisional del Senado, Gerardo Zamora, y el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, junto a una delegación de legisladores nacionales de diferentes fuerzas, quienes recibirán a la mandataria en el Congreso.

El ingreso a las sesiones estará custodiado por un fuerte operativo de seguridad, por lo que se espera poca presencia de la militancia oficialista dentro del recinto, como había sucedido durante anteriores aperturas kirchneristas.

En este sentido, el diputado nacional del Pro Federico Pinedo repudió la decisión del Gobierno de ceder a la Casa Militar el control de acceso a la Asamblea Legislativa, al afirmar que "esto no pasa desde la época de las fuerzas militares".

En cuanto al discurso de la mandataria, aunque no trascendió cuál será su contenido, se espera que la jefa de Estado detalle los logros de la gestión kirchnerista, desde 2003 a 2015, y que haga anuncios en materia económica para los últimos meses de su gestión.

El senador radical Gerardo Morales consideró que "el acto de mañana va a estar tranquilo" y que durante su discurso la Presidenta "va a hacer un balance de todos los años que ha gobernado el kirchnerismo".

El presidente del bloque de senadores nacionales del radicalismo también manifestó que mañana la mandataria tiene una gran oportunidad para hacer un llamado a la unión y bajar los decibeles" durante su discurso.

"Espero un panegírico de la década de los Kirchner, que lo hace la Presidenta cada año y éste, que es el último año, lo va a hacer más. Espero también algún tipo de anuncio que le genere endeudamiento al próximo Gobierno", opinó Pinedo.

Afuera del Congreso la expectativa estará puesta en la convocatoria de intendentes, gobernadores, legisladores y agrupaciones kirchneristas para apoyar a la Presidenta en su último discurso en la Asamblea Legislativa, antes de terminar su mandato en diciembre.

La concentración comenzará a las 10 y el kirchnerismo intentará copar la Plaza de los Dos Congresos y todo el recorrido que suele realizar en auto la jefa del Estado, entre la Casa Rosada y el Parlamento, a lo largo de la avenida de Mayo y Rivadavia con manifestantes provenientes del conurbano bonaerense y de otras provincias.

La previa a la concentración se palpita en las calles porteñas con numerosos afiches difundiendo la convocatoria con consignas como "1M. Todos con Cristina, la democracia no se imputa"; "CFK, primero de marzo, 12 hs, Congreso"; carteles de la agrupación La Cámpora y uno del Movimiento Evita que llama a manifestarse con la leyenda "Yankees ni lo intenten".