Córdoba: "Alerta" por lluvias

Advierten que las “cuencas están saturadas”.
Lunes 2 de marzo de 2015
El ministro de Agua y Ambiente de Córdoba, Fabián López, sostuvo hoy que la provincia está en "alerta máxima" porque todas las "cuencas están saturadas" a causas de las intensas precipitaciones que afectaron la región el último mes y advirtió que se esperan nuevas lluvias intensas que podrían agravar la situación de las zonas inundadas.

"Estamos en alerta máxima en toda la provincia", sostuvo el funcionario, ya que "todos los diques" de Córdoba "están llenos" lo que implica "un hecho histórico porque hace muchísimos años que no sucedía".

Esto es consecuencia, agregó, en declaraciones a radio Cadena 3, de un "fenómeno regional que abarca a distintas provincias, con precipitaciones que exceden por lejos la media" y "están cerca de lo que se conoce como precipitaciones máximas probables".

Por eso pidió a "todos los vecinos de la provincia de Córdoba que estén atentos a las instrucciones que reciban de defensa civil" de cada localidad y "sean muy cautos en no acercarse a los ríos", ya sea en vehículos o a pie.

Las zonas más afectadas por intensos temporales de lluvia días pasados fueron las de Sierras Chicas, en el noroeste provincial, y los departamentos del noreste, pero el centro y sur también estaba padeciendo el aumento de los caudales de los ríos.

López dijo que aún había "evacuados" como consecuencia de las inundaciones de días pasados, aunque no precisó el número, y advirtió que "las cuencas están saturadas" por lo que "una lluvia de 50 milímetros puede causar la misma inundación, los mismos daños que una lluvia de 100 milímetros antes".

"El fenómeno todavía no ha cesado", advirtió, ya que está previsto "para los próximos días que las lluvias van a seguir".

En ese sentido, precisó que "va a haber lluvias desde esta noche y hasta el miércoles y posiblemente sean intensas" dentro de dos días.

En tanto, en la región central de la provincia la apertura de las válvulas del dique Piedras Moras, en proximidades de la ciudad de Río Tercero, generó preocupación aguas abajo, especialmente en Villa María, Villa Nueva y Bell Ville, donde el año pasado el desborde anegó gran cantidad de barrios.

En esa zona se aguardaba un pico de creciente para última hora de esta tarde porque los pobladores de la zona costera del río Ctalamochita se mantenían en alerta.