San Luis: casi 2000 evacuados

Las localidades de Concarán, Luján, Quines y Leandro Alem son las más afectadas.
Lunes 2 de marzo de 2015
Casi 2 mil personas debieron ser evacuadas tras el temporal de las últimas horas en San Luis, donde murió una anciana, mientras Córdoba y Santa Fe permanecían hoy en alerta ante el pronóstico de nuevas tormentas fuertes y el desborde de los ríos.

Autoridades municipales informaron hoy que las localidades sanluiseñas de Concarán, Luján, Quines y Leandro Alem son las más afectadas por las inundaciones provocadas por la tormenta y la creciente de los ríos.

"Hay muchas familias afectadas, calles que han desaparecido y los daños materiales recién se podrán evaluar cuando el agua baje", dijo el intendente de Concarán, Facundo Domínguez, y advirtió: "Hay gente que lo ha perdido todo".

El jefe comunal estimó que unas 1.500 personas son asistidas en los centros de evacuación y también en casas de familias.

En tanto, el responsable del Programa San Luis Solidario, Omar Terc, dijo que la crecida de los ríos provocaron inundaciones y anegamientos de calles, además de destrozos y daños en viviendas.

"La situación tiende a normalizarse, pero tenemos 160 evacuados entre Luján, Quines y Alem. Donde más hay es en Luján", precisó en declaraciones a radio Cadena 3.

A raíz del temporal, una mujer de 87 años murió ayer aplastada al derrumbarse su vivienda en el paraje La Majada, cerca de la localidad de Alem.

En la zona rige un alerta meteorológico y esta tarde hubo varias tormentas eléctricas, mientras el dique Esteban Aguero, cerca de El Trapiche, superó el nivel del vertedero.

La situación de desbordes se repitió en otros diques como el de La Huertita, San Felipe y Las Palmeras.
La intendenta de Lafinur, Gladys Córdoba, señaló que allía había varios evacuados y el agua seguía en ascenso por lo que las familias colocan bolsas con arena en la puerta de sus casas.

En Córdoba, varias localidades volvieron a sufrir anegamientos a raíz las lluvias del fin de semana y las aguas que siguen ingresando sin control desde las áreas rurales.

El ministro de Agua y Ambiente de Córdoba, Fabián López, sostuvo hoy que la provincia está en "alerta máxima" porque todas las "cuencas están saturadas" y advirtió que se esperan nuevas lluvias intensas que podrían agravar la situación de las zonas inundadas.

En este sentido, el director de Defensa Civil de Córdoba, Diego Concha, dijo que "se prevé que entre el martes 3 al mediodía hasta el miércoles 4 a la noche haya precipitaciones importantes que en algunos casos podrían llegar a los 80 milímetros".

Tras dos semanas de temporal en Córdoba, donde murieron ocho personas y sigue la búsqueda de una adolescente que fue arrastrada por la correntada a la altura de La Calera, las zonas más afectadas son las Sierras Chicas y los departamentos del noreste provincial.

En la localidad de Balnearia todavía hay 350 evacuados y aumenta el número de personas asistidas porque el agua no baja, mientras el 90% de los pobladores de Idiázabal debió trasladarse a Ordóñez y localidades vecinas.

En Santa Fe, las lluvias fuertes que se registraron en la región centro del país provocaron el desborde de arroyos y riachos por lo que el agua avanzó sobre algunas rutas y obligó a cortar el tránsito en tramos de la autopista

Rosario-Santa Fe. En tanto, el Servicio Meteorológico Nacional emitió hoy un alerta meteorológico por tormentas fuertes y chaparrones para las provincias de Córdoba y San Luis.

El aviso rige también para el este de Catamarca, este de La Rioja y centro y sur de Santa Fe.