Huracán consiguió un gran punto ante Cruzeiro en Brasil

A pesar de casi no haber atacado, Huracán se defendió de gran manera y rescató un empate sin goles en su visita a Cruzeiro en el estadio Mineirao.
Martes 3 de marzo de 2015

Huracán se trajó un valioso punto del estadio Mineirao de Belo Horizonte donde igualó esta noche 0-0 con el Cruzeiro en su segunda presentación en el Grupo 3 de la Copa Libertadores de América.

Un buen trabajo defensivo, en el que resaltaron Federico Vismara, en el medio, y los laterales Federico Mancinelli y Luciano Balbi, le permitió a los de Parque de los Patricios mantener el invicto en el certamen.

Cumplidas dos jornadas, Universitario de Sucre, que hoy venció como visitante a Mineros de Venezuela por 1-0, lidera con 4 puntos, seguido por Huracán y Cruzeiro, con 2, y Minero, con 1.

Huracán volverá a presentarse el próximo martes, visitando a Universitario en otro encuentro clave para su futuro en el certamen continental. Cruzeiro dominó campo y pelota en los 45 minutos iniciales frente a un equipo quemero que desde el primer minuto trató de aquietar el ritmo y que pasen los minutos lo más rápido posible en una cancha que no estaba en muy buen estado.

Desplegando a los laterales Mayke y Eugenio Mena y con el buen manejo de Marquinhos, y en menor medida de Giorgian de Arrascaeta, Cruzeiro controló el juego y se arrimó continuamente al área visitante. Pero en los metros finales mostró la misma falta de contundencia que en el debut en blanco ante Universitario de Sucre.

Tuvo chances el bicampeón brasileño, como un cabezazo y una tijera de De Arrascaeta que se fueron cerca en el primer cuarto de hora y un cabezazo de Henrique, tras centro de Marquinhos, que Matías Giordano despejó magistralmente a los 31.

El "Globo" apenas llegó tibiamente, con dos remates de afuera de Federico Mancinelli que se fueron muy altos y un cabezazo de Ramón Abila, en posición adelantada, que también se fue por arriba del travesaño.

Pero más allá de ello, Huracán hizo negocio en esa primera parte. Resistió bien y mantuvo el cero en su arco ante un adversario al que los nervios lo empezaban a acosar.

En el segundo tiempo hubo más de lo mismo. Huracán siguió tratando de hacer pasar los minutos, por momentos lateralizando el juego con buen toque, pero sin lograr profundidad.

Y en defensa siguió resistiendo a un equipo discreto que se fue quedando sin ideas y terminó abusando de los centros aéreos. En uno de ellos se lució Giordano para rechazar un mal despeje de
Eduardo Domínguez que se le metía junto al palo.

El ingreso del "Rolfi" Daniel Montenegro le dio más confianza a los jugadores de avanzada del equipo argentino, a tal punto que sobre los 20 el equipo de Néstor Apuzzo estuvo cerca con un disparo del ex Independiente que pegó en Leo y se fue al corner.

Cruzeiro se cuidó más, entonces, y si bien siguió dominado chocó con una defensa sólida, liderada por Mancinelli y Balbi, y un gran trabajo de Vismara en el centro del terreno. Un par de oportunidades que desperdició el ingresado Judivan, la última a tres minutos del cierre, y un disparo en el ángulo de Leandro Damiao le fueron bajando la cortina a las ilusiones de un impotente Cruzeiro. Huracán se resistió y se trajo un punto de oro.