Gobierno insistió que la causa por la Embajada de Israel "no es cosa juzgada"

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, seguró que en 2006, con la actual composición de la Corte Suprema, se determinó "seguir adelante con la investigación y reiterar las ordenes de captura ordenadas en esa causa".
Miércoles 4 de marzo de 2015
El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, insistió esta mañana en que la causa por la voladura de la Embajada de Israel no es "cosa juzgada" como había señalado el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, y advirtió que se debe seguir investigando para encontrar a los responsables.

"No es cosa juzgada", enfatizó Fernández, quien advirtió que por esa investigación no hubo ningún "indagado" ni "condenado" por lo la investigación no puede detenerse.

En declaraciones formuladas al ingresar a la Casa Rosada, el funcionario señaló que en 2006 la propia Corte Suprema señaló que se debía continuar con las pesquisas, ante el planteo de uno de los familiares de las víctimas del ataque terrorista de causó la muerte a 29 personas hace 23 años.

Subrayó que "no hay cosa juzgada ni hay sentencia" y aseguró que en 2006, con la actual composición de la Corte Suprema y la firma de su presidente, Ricardo Lorenzetti, se determinó "seguir adelante con la investigación y reiterar las ordenes de captura ordenadas en esa causa".

En un discurso que brindó este martes, Lorenzetti dijo que la Corte, en su anterior conformación, emitió una sentencia en la causapor la embajada de Israel en 1999, en el que se responsabilizaba a la organización islámica Hezbollah por el ataque.

Detalló que "hubo sentencia en el año 1999, muy anterior a la conformación de la Corte actual, que determinó cuál es la materialidad del hecho, quienes eran los culpables, la Hezbollah".

"Esa sentencia está publicada y consentida por las partes. No podemos modificar lo que ya ha sido aceptado y es cosa juzgada", agregó Lorenzetti.

El magistrado respondió así a planteos de la presidenta Cristina Kirchner ante la Asamblea Legislativa, en el sentido de que el máximo tribunal que avanzara con esa investigación.