Córdoba: Nación enviará $540M para los afectados

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, informó que el préstamo se suscribirá este jueves, para atender la emergencia derivada de las graves inundaciones. Aún quedan más de dos mil evacuados en esa provincia.
Miércoles 4 de marzo de 2015

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, anunció la ayuda durante una reunión celebrada este miércoles al mediodía en la Casa de Gobierno con legisladores nacionales y provinciales de todo el arco político cordobés.

"Mañana se está firmando un convenio por 540 millones de pesos, que a Córdoba le va a venir muy bien, y el jefe de Gabinete dijo que lo que falte seguramente lo vamos a seguir conversando", señaló el senador nacional por el Frente Cívico Luis Juez, al término del encuentro que se extendió por una hora y media. El senador, que calificó a la reunión como "muy buena", precisó que la idea era transmitirle al gobierno nacional "que lo de Córdoba es una catástrofe y que estamos todos, sin importar el color político ni la bandera que presentamos, trabajando para contener esta situación".

"Hemos hablado con un ministro que sabe, que es el más antiguo de la democracia, y no hace falta decirle muchas cosas a Aníbal Fernández, porque conoce, sabe, y queríamos que se llevara la impresión de que estamos todos", abundó Juez tras el encuentro del que participaron también los diputados Mario Negri (UCR), Héctor Baldassi (Unión PRO), Juan Schiariti (PJ), Nora Bedano (FPV) y Martón Gil (FPV), entre otros.

Por su parte, el gobernador José Maneuel de la Sota estimó esta tarde en unos 1.000 millones de pesos los daños de infraestructura ocasionados entre el primer temporal en la zona de sierras chicas y el que se desató esta semana, que generó "en Balnearia, el resto del departamento San Justo y Río Primero, Idiazábal, Ordoñez, la caída de puentes y la rotura de más rutas", entre otros daños.

El ministro de Infraestructura de esa provincia, Hugo Testa, aseguró que "ni bien bajen las aguas se podrán evaluar las consecuencias de las inundaciones", aunque no brindó precisiones sobre el saldo final de los daños ocasionados.

Según el funcionario, "se está poniendo todo el equipamiento de materiales y máquinas con que cuenta la provincia" para trabajar sobre los daños registrados y especificó que los trabajos se desarrollan en todo el valle de las sierras chicas, en localidades como Unquillo, Mendiolaza, Villa Allende, Saldan, La Granja, Cerro Azul, Salsipuedes.

Según estimó por la mañana el ministro de Desarrollo Social cordobés, Daniel Passerini, aún quedan "más de 2.000" personas evacuadas por las inundaciones, de las cuales la mayoría corresponde a la pequeña localidad de Idiazábal.

El funcionario señaló que los cauces "están en creciente" por las lluvias y la nivelación de los embalses, y consideró que el de ayer "fue uno de los peores días" desde que hace más de dos semanas se desató el temporal de lluvias que se extendió a gran parte del territorio provincial, ya que "se iban sumando localidades y de todas venían malas noticias".

Mientras tanto, la policía provincial continuaba con la búsqueda de un hombre de 50 años que ayer cayó de su caballo en un canal de riego en la zona rural de El Fortín.

En tanto, el gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, informó que "en una semana llovió la mitad de lo que llueve en todo el año", y consideró que la situación "es más crítica en el centro y norte provincial".

"El estado de emergencia hídrica continúa vigente en todo el territorio provincial", señaló Bonfatti tras una recorrida aérea, y consignó que los departamentos más afectados por el temporal son la Capital, Castellanos, 9 de Julio, Vera, parte de San Jerónimo y parte de San Martín.

Por la mañana, la Intendencia de la ciudad de Santa Fe levantó parcialmente la restricción al tránsito por lo que las actividades educativas, comerciales, bancarias y el transporte público comenzaron a funcionar de forma paulatina, salvo en los barrios ubicados en el distrito norte, donde se trabajaba para desagotar las calles y casas inundadas.

Fuentes del municipio detallaron que unas 500 personas permanecen evacuadas en seis centros.

Otra de las provincias afectadas por la caída de agua es San Luis, donde según informó el gobernador, Claudio Poggi, la situación de las inundaciones está mejorando porque las aguas están bajando, aunque permanecen evacuadas entre 500 y 600 personas.

En la provincia puntana, la situación sigue siendo crítica en las localidades de Lafinur -donde la totalidad de la población debió ser evacuada- y Los Cajones, debido a la continua creciente del río Conlara.

Por otra parte, en Catamarca 532 personas continuaban evacuadas por las anegaciones, según confirmó Defensa Civil, y se informó de forma oficial que el Ejército reconstruirá el puente de Bañado de Ovanta, derribado por el fuerte temporal de lluvia.

Las tormentas que se abatieron sobre varias provincias dejaron una víctima fatal en Santiago del Estero, donde Bonifacio Leguizamón, de 78 años, falleció al ser aplastado por el techo de su vivienda en el paraje Barranca Colorada, una de las poblaciones rurales más afectadas por las lluvias.

En esa provincia mejoraron las condiciones climáticas -aunque se mantiene vigente el alerta metereológico- y varias de las 600 personas que se encontraban evacuadas comenzaron a retornar a sus hogares. Voceros de Defensa Civil indicaron que alrededor de 180 vecinos, en su mayoría niños, permanecen alojados en el Liceo Policial y la Escuela de Policía "Coronel Lorenzo Lugones" de la capital provincial.

También falleció un hombre de 80 años en la ciudad entrerriana de Gualeguay, tras ser alcanzado por un rayo en la vía pública, según informó hoy la policía.