Editorial de Paulino Rodríguez

Jueves 5 de marzo de 2015

“Por cierto que la dinámica política tiene muchos elementos, y aquí esta noche los vamos a intentar reflejarlos. Vamos a hablar de la causa Nisman, la investigación judicial, todo eso que ha sido el tembladeral político efectivamente en el transcurso del último verano, del el gobierno recién empezó a reaccionar en los últimos días, problablemente con el discurso de la presidenta en la Asamblea el pasado domingo, después de una pésima, por cierto, reacción”.

“Casi a la altura de lo que Lorenzetti hizo ayer, cuando dijo que lo de la voladura del embajada de Israel era cosa juzgada, cosa que nos es exactamente así, y más bien hoy tuvieron que salir a aclararlo. La Presidente diciendo 'a Nisman lo mataron' en su segunda carta a cuatro días del deceso del fiscal general de la AMIA".

"No extendiendo las condolencias, no marcando un día de luto siquiera a propósito del hecho, y no poniéndose al frente de la investigación y el esclarecimiento del caso, es un simil de Lorenzetti, presidente de la Corte cometiendo un horror en términos jurídicos diciendo lo que no ocurre”.

“Todo esto en medio de una batalla, una crispación, que ocupa y preocupa”.