Denuncia de Nisman quedó en la Sala I de la Cámara Federal

Está integrada por los jueces Jorge Ballestero, Eduardo Farah y Eduardo Freiler e intervenirá en la apelación del fiscal Gerardo Pollicita contra la desestimación del juez Rafecas.
Jueves 5 de marzo de 2015

La Sala Primera de la Cámara Federal, que el año pasado declaró la inconstitucionalidad del memorando entre la Argentina e Irán, fue designada por sorteo para intervenir en la apelación del fiscal Gerardo Pollicita contra la desestimación de la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Fernández por presunto “encubrimiento” en la causa AMIA.

La sala está integrada por los jueces Jorge Ballestero, Eduardo Farah y Eduardo Freiler, y es la misma que en las últimas semanas ratificó el procesamiento del vicepresidente Amado Boudou en la “Causa Ciccone”.

El juez federal Daniel Rafecas concedió ayer el recurso de apelación presentado por Pollicita contra el fallo que desestimó la denuncia de Nisman, argumentando que se trataba de una resolución “prematura” que no había agotado las medidas de prueba que consideraba necesarias para ratificar o descartar la hipótesis de delito.

Pollicita insistió en la necesidad de investigar la hipótesis de “encubrimiento” que esbozó Nisman, y ahora será la Sala Primera –considerada en los tribunales federales como la más cercana a las posturas del gobierno- la encargada de resolver la continuidad o no del expediente.
La designación fue realizada por sorteo.

La Sala Primera deberá ahora correr traslado de la apelación al fiscal ante la Cámara Federal Germán Moldes, quien deberá “sostener” o “desistir” del recurso, como paso previo a una resolución definitiva.