Millonario negocio inmobiliario tras los incendios en Chubut

La oposición acusa al gobernador Martín Buzzi y a su antecesor Mario Das Neves por la venta de tierras nativas. Apuntan al operador inmobiliario Jorge O'Reilly.
Jueves 5 de marzo de 2015

El empresario inmobiliario Jorge O’Reilly tendría intereses económicos que podrían haber influido en el desastre ecológico que ocurre en la Patagonia. Se habla de un negocio cercano a los 500 millones de dólares

El gobernador de Chubut, Martín Buzzi, advirtió en las últimas horas sobre la intencionalidad de los incendios que afectan a bosques de la cordillera patagónica y señaló que pueden tener una "motivación inmobiliaria".

Desde la oposición salieron a pedir explicaciones y nombres de los responsables: “Mario Das Neves, actual diputado nacionalm por un decreto que firmó cuando era gobernador de Chubut, decidió entregar miles y miles de tierras fiscales con bosques nativos en contra de la Constitución Provincial, la que establece que debe ser aprobada por la legislatura provincial por las 4/5 partes, o sea casi los 30 diputados tendrían que decidir eso y no una sola persona. Por otro lado se avanzó sobre la Asamblea Constitución de 1994 que ha decidido preservar los bosques”.

El senador nacional radical por la provincia de Chubut, Mario Cimadevilla, en diálogo con Hoy, denunció: “en Cholila y el Hoyo y en la zona de la cordillera, durante la gobernación de Mario Das Neves, se vendieron hectáreas a menos de 10 pesos y ahora las transacciones superan los miles de dólares. Y como hay gente que se niega a vender, les prenden fuego los terrenos para doblegarlos”.

La lógica es la siguiente: un terreno que tiene determinadas dimensiones y está muy bien ubicado y que tiene una arboleda que no vale nada para el titular de ese predio porque no puede hacer uso de ellos más que la apreciación, una vez que esos árboles no existen más, pasan a ser hectáreas pasibles de ser vendidas. Respecto al feroz incendio en Chubut, peritos detectaron que al menos tres de los cinco focos ígneos, fueron "intencionales". En Cholila y El Hoyo la policía localizó a tres adolescentes que estaban vinculados al inicio de los fuegos en los últimos días pero por tratarse de menores de edad no fueron arrestados y su situación quedó a disposición de la justicia.

La empresa inmobiliaria Eidico de Jorge O’Reilly ya viene siendo muy cuestionada por emprendimientos privados que ocasianaría anegamientos en el Gran Buenos Aires y por sus proyectos en Villa La Angostura, Neuquén, donde pretendería edificar violando la Ley de Bosques. La empresa tendría vinculación directa con funcionarios de primera línea del massismo. Uno de ellos es Pablo Dameno, subsecretario de Planeamiento Urbano durante la primera gestión de Massa como intendente, quien además ocupaba cargos de dirección en dicha empresa. Tuvo que alejarse de Eidico luego de que trascendiera la relación.

“El predio San Esteban (de mil hectáreas) es de Jorge O’Reilly. Hay mucha gente involucrada en este es un negocio gigantesco. Tienen una visión de unos 10 mil loteos a prácticamente 50 mil dólares cada uno, lo que ascendería a 500 millones de dólares, una suma impresionante. No estoy diciendo una hipótesis, fíjense la inmobiliaria Río Azul, fíjense la inmobiliaria que hay enfrente de la municipalidad de El Hoyo, fíjense los carteles en cada esquina de El Hoyo, está todo en venta”, concluyó el legislador.

En su momento este empresario fue cercano a Sergio Massa cuando este era jefe de Gabinete y lo acompañó como funcionario "ad honorem". En ese momento O´Reilly quiso ser embajador ante el Vaticano y entró en conflicto con Jorge Bergoglio. Luego Massa lo echó y tiempo después le clausuró dos barrios privados en Tigre y hasta le cobró 8 millones de pesos en multas.

O’Reilly es dueño en Cholila del barrio privado San Esteban, de unas mil hectáreas y 160 chacras, tal cual figura en la web de Eidico. “Hay mucha gente involucrada en este negocio gigantesco. Tienen una visión de unos 10 mil loteos a prácticamente 50 mil dólares cada uno, lo que ascendería a 500 millones de dólares, una suma impresionante”, denunció Cimadevilla.